CON-CIENCIA

¡Comparte esta nota!

TU FELICIDAD DEPENDE DE LA CALIDAD DE TUS PENSAMIENTOS

POR: GABRIEL DEL ANGEL

Tu felicidad depende de la calidad de tus pensamientos, la calidad de lo que piensas determina la calidad de tu vida. en un estudio llevado a cabo por la revista Science, la gran mayoría de las personas emplean hasta un 50% de su tiempo en pensar en cosas en que nada tiene que ver con lo que en ese momento están haciendo. Esta forma de divagar o distraerse mentalmente produce sentimientos de infelicidad. En los últimos estudios realizados por la neurociencia tenemos un promedio aproximado de 60,000 pensamientos al día, los cuales se repiten de un día a otro. Como puedes observar el mayor problema para que puedas disfrutar plenamente la vida y ser feliz consiste en la falta de atención plena a lo que estás viviendo en ese momento, pues durante el día experimentas emociones totalmente distintas, por lo que tendrías que empezar por poner atención hacia donde llevas tus pensamientos a lo largo del día, si tus pensamientos son positivos  te sentirás feliz, agradecido, contento, si por el contario son negativos te sentirás enfadado, deprimido, decepcionado de la vida que llevas, de tu trabajo, etc.

Tus pensamientos afectan tu cuerpo, los pensamientos son ideas que vienen a ti constantemente sobre algo que te interesa o te preocupa, esa atención que  le das a determinados pensamientos no es más que un poder que le estas otorgando a tu mente para que te domine. Cuando hablas o comentas de situaciones que ocurrieron o pudieran ocurrir, al hacerlo creas un impacto emocional en ti mismo que termina por afectarte físicamente, ya sea por ansiedad u otro tipo de dolor físico, bien puede ser de espalda o estómago.

El que pienses constantemente en situaciones del pasado que te causaron coraje produce en tu cuerpo un efecto bioquímico, aumentando tu adrenalina cada vez que revives una y otra vez la misma escena en tu mente o peor aun comentándola o hablando de ella. Si es al inversa, si tus pensamientos son enfocados a la calma y la serenidad, sentirás un efecto tranquilizador que te llevara a tener incluso una respiración armoniosa y saludable.

Cuando en tu mente manejas situaciones de tristeza inmediatamente tu cuerpo lo reciente y lo primero que pierdes es energía, como dirían los chavos hoy en día te da “el bajón”, esto genera que pierdas motivación para hacer las cosas. Cuando piensas en cosas que te ocasionan temor, tu cuerpo tiende a entrar inmediatamente en tensión y los primeros en tensionarse son los músculos de la espalda y el cuello, ¿te ha pasado?.

Es importante que seas consciente de tus pensamientos, y prestes atención a como estos afectan a tu cuerpo. Nunca debes de olvidar cuando estos pensamientos de temor, tristeza, rencor  lleguen a tu mente, que tu mente  vive en presente y si piensas en cosas horribles o catastróficas les estas dando vida y ocurrirán como si fueran ciertas porque las estás viviendo en tu mente, aunque seguramente en la realidad nunca ocurran.

Es importante que aprendas a clasificar tus pensamientos y hagas una análisis de ellos, pregúntate cuando tengas ese “ruido mental” si lo que en ese momento lo que piensas es  útil o necesario,  pues si lo que piensas no te es útil no le des importancia.

Siempre es importante que hagas una autoevaluación utilizando pensamientos y preguntas afirmativas, por ejemplo: ¿para qué me puede servir esto que estoy pasando? ¿Qué he aprendido de todo esto?, en vez de reclamarte y frustrarte pensando ¿Por qué a mí me sucede todo esto?, no olvides que las cosas siempre suceden por algo y al paso del tiempo encontraras la respuesta, muchas veces aquello que de momento sentiste que era un mal a futuro te trajo un beneficio y si no mínimo aprendiste algo que te enseño a madurar.

La única manera en que puedes controlar tus pensamientos, es a través  de la atención, la cual de inicio te comentó que es todo un proceso, como te decía al inicio de este artículo, la mayoría de las personas no tienen dominio de su atención, lo que hace que el cerebro tome el mando para llevarte hacia ciertos aspectos de tu vida que te causan preocupación, miedo, dolor, frustración, etc., entonces, ¿qué te sugiero para ir cambiando tus pensamientos? Dale a tu cerebro información nueva y repítela hasta que generes un nuevo habito, para ello tendrás que volver a ciertos habitos que ya casi se han perdido, por ejemplo la lectura, pero no digital sino a través de un buen libro que puedas sostener en mano, asistir a un buen curso o taller de desarrollo humano y calidad de vida, importante que el “guía”, “coach”, “gurú” o el título que tenga el instructor, sea alguien en quien puedas ver que de acuerdo a su propia experiencia de vida te pueda ofrecer el camino seguro para que  obtengas los resultados que necesitas, pues nadie puede dar lo que no tiene, sin olvidar que al final eres  tu quien debe estar comprometido contigo mismo en alcanzar las metas que te has propuesto.

Dale a tu cerebro información a través del pensamiento, esto se le llama intención, pues tienes que controlar de manera intencional tus pensamientos, de esta manera aprenderás a dominar tu mente, pues cada pensamiento aporta información que hace que se conecten las neuronas para crear nuevas conexiones en tu cerebro. Es a través de tu atención consciente e intencional donde se conectaran nuevas neuronas para afianzar todos sus enlaces electroquímicos, para que con el tiempo y a base de repetición, tu cerebro cambie y genere nuevas creencias sobre ti mismo que te ayuden a lograr todos tus objetivos y alcanzar la vida y la felicidad que tanto quieres y que además mereces.

Finalmente te invito leas este artículo y otros en la sección de colaboradores en la página Web del Mejor Diario de La Zona Norte del Estado, La Opinión, en la Columna Con-Ciencia.

Con el mejor de mis deseos porque seas feliz, perfectamente saludable y libre de todo sufrimiento.

NAMASTE.

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!