CON-CIENCIA

¡Comparte esta nota!

COMO PUEDES DEJAR DE SER UN DEPENDIENTE EMOCIONAL

POR: GABRIEL DEL ANGEL

(DESARROLLADOR HUMANO)

El artículo anterior el tema fue “Tal vez  eres  dependiente emocional y no lo sabes”,  si por alguna razón no lo leíste y quieres saber su contenido puedes encontrarlo en la página Web del Mejor Diario de la Zona Norte del Estado de Veracruz, La Opinión, te lo comento porque en el mismo te hago saber lo que es un dependiente emocional y resumiendo el mismo te menciono que existen tres tipos de dependencias emocionales, la familia, la pareja y la social, en él te explico cada una de ellos, igual te menciono que en el próximo articulo te daría a conocer cómo puedes dejar de serlo, así que aquí estamos, continuando con el tema.

Se trata de aprendas a equilibrar tus emociones, a que tengas control de ellas y no ellas de ti y tus actos, en ese autocontrol que debes de aprender y poner en práctica diariamente, se incluyen obviamente las relaciones que sostienes con otras personas, en donde se incluyen tu pareja, la familia y la sociedad. Dejar de ser un dependiente emocional empieza por reconocer que lo eres, ese sería el primer paso, dejando en claro que no se trata de que te desatiendas de lo que ocurra con tu pareja, familia o entorno social, sino todo lo contrario, tendrás que prestar mayor atención en como manejas tus emociones con ellos, solo así podrás darte cuenta si eres un dependiente emocional o si en tus relaciones mantienes una codependencia emocional.

Para poder entender mejor te diré que existen dos dependencias emocionales, una vertical y otra horizontal. La vertical es en la que tus decisiones y acciones están regidas por la aprobación de un tercero (pareja, familia o sociedad) en la horizontal tus relaciones son de interdependencia (no codependencia), esto es, das y recibes, se cuidan y se apoyan, esto sería la característica de una  relación sana y equilibrada. El objetivo de que madures emocionalmente no es que te vuelvas independiente emocionalmente, si no que aprendas a desarrollar lazos de interdependencia sanos con otras personas como pareja, familia, amigos, comunidad, etc.

Lamentablemente en la sociedad actualmente existe mucho aislamiento y soledad, los tiempos actuales son de mucha competitividad y eso genera poca cooperación de unos con otros, así como egoísmo, lo que hace una sociedad menos colaborativa y empática. Por otro lado vemos mucha gente adulta que no buscan una relación horizontal sino vertical; alguien que los cuide, que lo provea, o bien alguien a quien cuidar, alguien a quien  “salvar” o incluso alguien a quien dominar.

Existe algo llamado regulación emocional, la cual es la que debes de poner en práctica para ir dejando a un lado tu dependencia emocional, esta te ayudara a cambiar tus estados emocionales, la regulación emocional tiene dos variantes:

Autorregulación emocional.- Es la práctica que puedes hacer tu solo para controlar tus estados emocionales, consiste en la práctica de un deporte, leer, escribir en tu diario, meditar, practicar yoga,  técnicas de relajación y respiración, comer sano, dormir bien, etc., esa capacidad de autorregulación emocional la vas adquiriendo con el tiempo y la práctica, no es algo inmediato ni instantáneo.

Corregulación emocional.- Es lo que realizas con ayuda de otros, por ejemplo salir con amigos, pedir consuelo o consejo, ir a terapia, buscar el contacto físico con tus seres queridos, etc.

Es muy importante que aprendas tanto a autorregularte como corregularte emocionalmente, para que puedas obtener una buena gestión emocional interpersonal.

La confianza y la seguridad relacional  tiene que ver en cómo te sientes cuando te encuentras solo y en la compañía de otros,  esto tiene mucha relación en el tipo de apego que llevaste en tu infancia, un apego seguro genera confianza y un apego inseguro genera desconfianza, si tu infancia estuvo rodeada de amor y viviste un ambiente de armonía y respeto, así como de comunicación con tus padres, la confianza ha sido tu compañera toda la vida, pero si por lo contrario la violencia intrafamiliar, los maltratos, el bullying, el engaño, la ausencia de algunos de tus padres o hasta la misma separación de ellos en tu hogar, pueden ser ingredientes que te hacen ser desconfiado e inseguro.

Los patrones de conducta emocional varían, por ejemplo, puede que te sientas solo y eso te genere inseguridad y eso te lleve a la necesidad de compañía para sentirte seguro, así como bajar la ansiedad que te produce estar solo.

Por otro lado tal vez no te sientes seguro de tus relaciones con los demás, te vuelves desconfiado pues no sabes si solo te van a “utilizar” o “engañar” , por ello tiendes a aislarte o intentas controlar las relaciones para sentirte más seguro.. Entonces, ¿Qué puedes hacer para tener relaciones sanas? , trabajar tu capacidad de autorregulación, aprender a conocer tus emociones, activa acciones que te ayuden a controlarlas, aprende a sentirte bien estando solo contigo mismo, asimila la confianza, vive tu “aquí y ahora” pero siempre relajado,  trabaja en tu autoconocimiento y tu autoestima.

Aprender la corregulación será de mucha utilidad para dejar tu dependencia emocional, esto es saber contar con los demás, saber comunicarte, aprender a decir no, compartir tus emociones y saber corregular a otros (saber consolar, escuchar, ser empático), esto también significa saber vivir confiado en las relaciones interpersonales  (en lugar de que las vivas con miedo, desconfianza o  como una amenaza) .

Espero este articulo te sea útil y te sirva para comprender y evitar la dependencia emocional, para que  aprendas a llevar acabo tus relaciones horizontales y de interdependencia.

Finalmente te invito a que nos leas todos los lunes en el Mejor Diario de la Zona norte del Estado de Veracruz, La Opinión.

Con el mejor de mis deseos porque seas feliz, perfectamente saludable y libre de todo sufrimiento,

NAMASTE.

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!