Comunidades indígenas de Papantla viven en el olvido

Con décadas de atraso, viven cientos de familias oriundas de la comunidad Plan de Hidalgo. A pesar de tratarse de una de las pocas localidades que aún son consideradas indígenas en el municipio, sus pobladores carecen de servicios, infraestructura y acceso a tecnologías como internet o telefonía celular.

Ubicada a 22 kilómetros de la cabecera municipal, esta población no cuenta con infraestructura carretera, ninguna de sus calles se encuentra pavimentada, la gran mayoría de las familias carece de servicios básicos y viven en condiciones de pobreza extrema.

Para poder llegar a esta localidad, se deben de recorrer varios kilómetros de una terracería destrozada por el paso constante de vehículos propiedad de Petróleos Mexicanos y de compañías que se encuentran a su servicio.

Plan de Hidalgo, es francamente la imagen perfecta que representa el abandono de las instituciones y el olvido en el que mantienen las autoridades estatales y federales a decenas de pueblos indígenas. El 90 por ciento de la población que habita en esta localidad, se dedica al campo, el 10 por ciento restante no cuenta con empleo o realiza actividades ligadas a la construcción y el comercio.

De acuerdo con estadísticas, en esta población habitan un poco más de mil personas, de las cuales más de la mitad son hombres. El 15 por ciento de la población es analfabeta, sin embargo, el 98 por ciento de la población es indígena y más del 80 por ciento habla la lengua Tutunacú.

Según cifras oficiales el 1 por ciento de los habitantes de esta comunidad no habla español y únicamente su lengua materna. Las cifras revelan que más del 30 por ciento de la población, inicia su vida laboral a partir de los 12 años.

Plan de Hidalgo cuenta con un aproximado de 250 viviendas, de las cuales el 96 por ciento cuenta con electricidad, pero sólo el 15 por ciento de éstas tienen acceso a agua entubada. Ninguna de las familias cuenta con drenaje, acceso internet y mucho menos una computadora.

Comments

comments