Cítricos, el boom del año

Sierra Norte De Puebla.- Durante muchas décadas los productores de cítricos de la Sierra Norte de Puebla han enfrentado múltiples problemas desde la falta de insumos para fortalecer su actividad hasta la presencia de plagas, incluso hasta la más letal que es el Huanglongbing (HLB), mejor conocido como El Dragón Amarillo.

El Dragón Amarillo es el terror de los citricultores, porque produce deformaciones en los brotes y coloraciones variadas en los frutos, además de que reduce la producción, a tal grado de matar totalmente los árboles en una parcela.

Se tiene sabido que la Junta de Sanidad Vegetal ha logrado combatir al vector evitando la propagación de la enfermedad y eso ha permitido que haya grandes estragos porque los propios citricultores han buscado apoyos con programas emergentes logrando superar la contingencia.

Pero su tenacidad y deseos de progreso los ha llevado a superar los obstáculos y ahora la federación y el Estado voltean hacia esta región por la calidad del cítrico que se produce aquí, de tal manera que autoridades como la Sagarpa tienen instrucciones de implementar acciones con miras a fortalecer e impulsar la citricultura.

En el Estado de Puebla la producción de cítricos y de limón se encuentra en 20 municipios donde predomina el cultivo, principalmente en tres regiones como la Sierra Norte, donde destaca Francisco Z. Mena, Pantepec y Venustiano Carranza.

En la Sierra Nor-oriental el limón se produce en San José Acateno, Tenampulco y Ayotoxco; para la Mixteca en el Valle de Atlixco y Matamoros.

A nivel estatal se tiene una producción total de más de 258 mil toneladas y una derrama económica superior a los 430 millones de pesos en beneficio de casi 5 mil productores dedicados a esta actividad. De acuerdo con autoridades de Sagarpa, Puebla ocupa el noveno lugar en producción citrícola a nivel nacional.

El ingeniero Joaquín Romero González, jefe del Cader Ciudad Lázaro Cárdenas, de la Sagarpa, dio a conocer que actualmente no se cuenta con un padrón preciso de cuántos productores de cítricos hay en los municipios que le corresponden a esa dependencia que son Francisco Z. Mena, Jalpan, Pantepec y Venustiano Carranza.

De acuerdo con varios productores entrevistados, desde hace varios años han logrado una gran variedad de cítricos. En el 2016 Francisco Z. Mena produjo casi 10 toneladas en 150 hectáreas; Jalpan casi diez toneladas en 10 hectáreas; Pantepec 9 toneladas en 80 hectáreas y Venustiano Carranza otras 9 toneladas en 195 hectáreas. En ese mismo año, Francisco Z. Mena cosechó 12 toneladas de toronja (o pomelo) roja en 100 hectáreas; Jalpan, 12 toneladas en 50 hectáreas y Venustiano Carranza más de 12 toneladas en 80 hectáreas. Ese año Pantepec no produjo.

El 2016 fue buen año para los cuatro municipios en la producción de naranja valencia pues Francisco Z. Mena obtuvo poco más de 10 toneladas en 13 mil 500 hectáreas; un poco superada por Jalpan con 10 toneladas y media en 162 hectáreas; Pantepec, 10.4 toneladas en mil 800 hectáreas y Venustiano Carranza 10 toneladas en dos mil 100 hectáreas.

En estos cuatro municipios existen otros tipos de producto que dan vida comercial a la región. Entre ellos está el frijol con más de 6 toneladas anuales en sus dos ciclos primavera-verano y otoño-invierno; el maíz con 12 toneladas y media anual.

Entre otros productos en diferentes cantidades figuran: calabaza (cuya semilla es bastante útil), cacahuate, Chile verde, caña de azúcar, lima, litchi, plátano tabasco, vainilla verde, zapote mamey, mango criollo, papaya maradol, pastos y praderas verde estrella, pimienta verde y plantas de ornato.

¿VIENE EL BOOM DEL AÑO PARA LOS CITRICULTORES?

En la actualidad, los cuatro municipios han incrementado potencialmente su producción en cítricos. No obstante, Francisco Z. Mena se ha colocado como el principal productor de cítricos a nivel estatal, pues hasta hace cuatro a cinco años el monto anual era de más de 15 mil hectáreas y desde mediados del 2016 se hablaba de que este municipio ya se acerca a las 40 mil hectáreas con producción de cítricos.

Esto quiere decir que en un corto plazo podría estallar un nuevo boom para esta región, principalmente con apoyos más concretos por parte de la federación y del Estado.

El titular del Cader Lázaro Cárdenas, La Uno, el ingeniero Joaquín Romero González, precisó que dada esta situación se empezó a levantar un censo productor por productor en los cuatro municipios: Francisco Z. Mena, Jalpan, Pantepec y Venustiano Carranza, con la finalidad de saber cuántos son, quiénes son, cuántas hectáreas tienen en producción, qué tipo de variedades producen y cuál es su mercado, y sobre todo con qué tipo de apoyos cuentan.

Esta es una estrategia que servirá para compactar la información y así poder empezar a organizarlos para que puedan acceder a diversos tipos de beneficios que serán distribuidos una vez que se cuente con un padrón general de todos ellos.

El funcionario explicó que se trata de un trabajo arduo, meticuloso y confiable, por lo que se estima que a finales del 2018 ya se tenga listo el censo, para poder empezar a aplicar las estrategias que sean necesarias.

DEJAN OTROS CULTIVOS Y LE APUESTAN A LOS CÍTRICOS

A partir del 2016 comenzó a notarse un fenómeno que ha llamado la atención a las autoridades de la Sagarpa y es el hecho de que muchos productores de ganado han cambiado de uso de suelo. Los potreros ahora se van llenando de árboles de naranja y otros cítricos.

Este es otro rubro que va entrando dentro del censo que levanta la Sagarpa. Saber cuántos ganaderos dejan ese rubro, cuántas hectáreas de pasto pasan a ser de cítricos y con qué apoyos o programas están empezando a trabajar sus tierras.

Pero hay otros motivos que orillan a los ganaderos a cambiar de “giro”, y es el robo de animales. Se tienen registros en las asociaciones ganaderas de Pantepec y Francisco Z. Mena, de que en el periodo de enero a diciembre del 2016, sufrieron la pérdida de más de mil 600 cabezas de ganado por robo. Esto, sin contar a los pequeños productores libres.

Tal vez esta sea la causa por la cual, en Francisco Z. Mena, un 40 por ciento de los ganaderos ha cambiado su actividad y ahora son productores de cítricos: naranja, mandarina, toronja y limón. Un nuevo sector donde confían que tendrán mejores rendimientos.

Sin embargo, ese cambio representa un reto importante porque durante un año solo existe una temporada de corte de naranja y podría compararse con los rendimientos en ganadería.
En realidad, es un panorama nuevo con muchos retos pero también con grandes oportunidades, un giro de 360 grados en cuyo centro se ubica la esperanza de cada productor que espera siempre un mejor nivel de vida para sus familias.

POR ROBERTO AGUILAR TOLENTINO

Comments

comments