Chiqueros, serio riesgo a la salud

Compartir en:

Tihuatlán, Ver. – Tras reconocer que las quejas ciudadanas por la presencia de chiqueros o porquerizas son constantes en diversos puntos del municipio, la Comisión de Salud informó que las denuncias por este tipo de contaminación ambiental se centran sobre todo en la zona conurbada de Totolapa y Plan de Ayala.

La responsable del área, Janet María Guerrero Hernández, dijo, sin embargo, que también han recibido quejas de comunidades alejadas como Mamey y La Concepción, debido precisamente porque algunos habitantes no soportan los fuertes hedores que genera la suciedad de los cerdos.

Ante esta situación, sostuvo, la obligación es acudir a los sitios donde ocurren esas anomalías, para constatar la veracidad de los hechos y emprender acciones que permitan resolver la problemática sin afectar a nadie.

Dijo que una vez confirmado el asunto, en el caso que se trate en alguna comunidad, se dialoga con los propietarios de las zahúrdas para recomendarles principalmente la constante limpieza y mantenimiento de los espacios de sus animales, con la finalidad de evitar la contaminación ambiental y afectaciones a los vecinos.

Empero, agregó, si el problema se localiza en algún sector de la zona conurbada la recomendación es más drástica, pues en zonas altamente pobladas está prohibida la presencia de establos o criaderos de animales, por lo que los dueños de esas granjas deben de retirarlas en un tiempo prudente.

En este sentido, la funcionaria municipal apuntó que el plazo para retirar las porquerizas suele ser de quince días, e indicó que en caso de que los propietarios hagan caso omiso, el reporte puede ser canalizado a la Jurisdicción Sanitaria número 3 donde le correspondería actuar al personal de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), el cual estaría facultado hasta para clausurar esos focos contaminantes.

La presencia de chiqueros con mal mantenimiento no sólo puede generar contaminación ambiental por los hedores, sino incluso severos riesgos a la salud humana debido a la alta presencia de patógenos que podrían desatar enfermedades intestinales, respiratorias y de la piel.

Compartir en:
error: Content is protected !!