¿Chanaje político en Tuxpan?

Tuxpan, Ver.- En un hecho que raya en el chantaje político, un grupo de ediles encabezados por la síndica Areli Bautista Pérez reventaron, por cuarta ocasión, la sesión de Cabildo extraordinaria, donde se aprobaría la Ley de Ingresos y el proyecto del presupuesto de egresos, hecho que podría tener un impacto negativo en los recursos que recibirá Tuxpan en el 2019.

Los regidores se levantaron de la mesa para impedir que se llevara a cabo la sesión de cabildo extraordinaria, donde también se discutiría la aprobación del programa de propuesta de tasas y tarifas, de este ayuntamiento, para el ejercicio 2019.

Este comportamiento de la síndica y regidores es en represalia por la destitución de la tesorera, quien además, para no dejar duda de su salida, presentó formalmente su renuncia.
Por enojo, el grupo disidente no quiso que se incluyera en la orden del día los puntos relacionados con la renuncia de la tesorera, la ratificación del nuevo titular y el nombramiento del nuevo contralor.

El alcalde Juan Antonio Aguilar Mancha lamentó la actitud de estos ediles y los exhortó a tomar el camino del bien para Tuxpan. Recordó que con este comportamiento están incurriendo en el incumplimiento de un deber legal.

Explicó que, de no aprobarse en tiempo y forma el presupuesto de egresos y la ley de ingresos, Tuxpan no recibiría un mayor presupuesto y se quedarían con el mismo que se ejerció en 2018.

Añadió que la síndica también se resistido a firmar los contratos de obra pública, por lo que se tienen parados más de 15 contratos y no se puede arrancar con las obras.

Toño Aguilar los exhortó a conducirse en el marco de la ley y a aceptar que todos los cambios que se están haciendo son para mejorar y dar un rumbo nuevo a esta administración.

Reconoció que puede haber fallas en su gobierno, pero, ya se están haciendo los cambios necesarios. “Tenemos que gobernar con transparencia y responsabilidad”, insistió el presidente.

Comments

comments