Carecen de edificio propio; Improvisada escuela

En condiciones precarias vienen estudiando los alumnos del Jardín de Niños Rosario Castellanos, el cual se ubica en la calle Cuauhtémoc de la colonia Fernando Gutiérrez Barrios, en donde fue adaptado un espacio que fue prestado por un colono para que los menores pudieran seguir estudiando.

Al respecto, la directora y docentes de este plantel, Joan Aída Missarte Reyes, informó que no han recibido el apoyo por parte de autoridades educativas, pues por tercera ocasión se vieron en la necesidad de mudar de edificio para poder seguir prestando el servicio a los menores, pues el anterior terreno les fue solicitado.

Dijo que ante esta situación se vieron en la necesidad de adaptar un pequeño espacio, el cual no cumple con las condiciones de seguridad para mantener a los alumnos en este lugar, aunque señala, no cuentan con un edificio propio, mientras que han recibido la espalda ante las constantes peticiones de apoyo presentadas ante las autoridades.

Entre las carencias que presenta esta institución se encuentran los escurrimientos de agua, goteras, humedad, además que en un terreno cercano se han encontrado reptiles, lo que representa un peligro para los alumnos, señalando que esta escuela se mantiene gracias al apoyo de los padres de familia.

Con la donación de láminas, madera, cableado, entre otros, fue improvisado el cuarto donde se brinda atención a poco más de una docena de alumnos, pues debido a las condiciones de la escuela la matrícula disminuyó a casi la mitad, esto en comparación con periodos anteriores.

Lamentó que desde hace 5 años las autoridades no han dado respuesta a las gestiones presentadas por los docentes, señalando que no cuentan con escritura del terreno, lo que no les permite poder accesar a los programas otorgados por Espacios Educativos

Comments

comments