Campesinos ya no quieren dádivas en Papantla

Papantla, Ver.- Diversas organizaciones campesinas realizaron este lunes, el tercero de cuatro foros regionales, donde se pretende conformar una propuesta de política rural al próximo gobierno federal. El evento a donde asistieron representantes de diversos municipios de la zona norte del estado, se llevó a cabo en las instalaciones del parque temático Takilhsukut.

Luis Gómez Garay, dirigente nacional de la UGOCP, dijo que estos foros habrá de emanar una iniciativa de las organizaciones campesinas para proponer al próximo gobierno, con el objetivo de cambiar la política social y campesina. “La que se ha aplicado por décadas ha sido ineficaz, ya que se ha confundido el desarrollo social con la entrega de dádivas”, señaló.

“El nuevo gobierno, debe hacer un esfuerzo por integrar una política pública coherente, que fije como base del desarrollo social el detonar la riqueza de las comunidades indígenas, donde el 60 por ciento de la gente sigue en pobreza. Hay mucha esperanza de que las cosas cambien, por eso estamos haciendo estos trabajos”, afirmó.
Gómez Garay lamentó que en los últimos 20 años, México no ha tenido desarrollo regional, por lo que la propuesta es que se analice región por región y detonar sus potencialidades para producir y sobre ello se hagan inversiones. “Ya no se pueden seguir repartiendo incentivos que al final dejan a la gente en la misma pobreza de antes”, sentenció.

Por su parte Martín Osorio Osorio, sub secretario del Consejo Nacional Campesino “Limakxtum”, dijo que no es posible que en el país no exista una ley que obligue al gobierno a atender al indígena. “Estamos preocupados por los pequeños productores, no es casualidad que el rezago, la marginación y pobreza se concentren en las zonas indígenas”, dijo.

Denunció que municipios como Filomeno Mata, Mecatlán y Coahuitlán, son de las zonas más olvidadas del país, donde al menos el 70 por ciento de la población no tiene qué comer, no tienen calzado y los niños son quienes más sufren al estar expuestos a diversas enfermedades, principalmente parásitos, ya que ni siquiera cuentan con acceso a agua potable.

“No tenemos caminos rurales adecuados, por lo que muchas veces los enfermos, embarazadas o personas lesionadas no pueden llegar hasta los hospitales y cuando lo hacen, se encuentran con la noticia de que no hay médicos y tampoco medicinas. Viven en una condición inhumana”, finalizó.

 

 

Juan Olmedo

Comments

comments