Buscamos paz y seguridad para nuestra región: Jiménez Rodríguez

Compartir en:

Naranjos, Ver. – El alcalde del Municipio de Naranjos-Amatlán Víctor Román Jiménez Rodríguez, encabezó este martes la reunión de la mesa “Para la construcción de la paz” que tiene como objetivo, la unidad de los municipios vecinos para coordinar acciones concretas en beneficio de la seguridad de la población.

Durante el intercambio de ideas y propuestas estuvieron presentes las alcaldesas del municipio de Tantima, Rosalía Álvarez Muñoz, y de Tancoco, Guillermina Cruz Carballo; además del Coordinador Regional de Seguridad Moisés Elizalde Robles acompañado por el Secretario Técnico de Seguridad Rafael Elías del Ángel, quienes mantienen el mismo interés de los munícipes de encontrar soluciones a la inseguridad a través del diálogo.

“Estos encuentros nos permiten estar al tanto de los índices delictivos, las características de los mismos, con qué recurrencia se presentan, cuál es la población más desprotegida, en qué lugares se necesita mayor presencia policial; y así tener un diagnóstico de los riesgos a los que pueden estar expuestos los ciudadanos”, explicó Jiménez Rodríguez.

El resto de los alcaldes coincidieron en que con estos informes que han podido recoger en las mesas de trabajo, tendrán una reacción focalizada sobre los puntos críticos en donde se presentan delitos de manera constante, y así cruzar información con las corporaciones de rescate, auxilio y de seguridad pública.

Al concluir la reunión con los munícipes, el alcalde continuó con su agenda de trabajo en compañía de su esposa Blanca Esther Pérez de Jiménez, Presidenta del DIF Municipal de Naranjos-Amatlán, quienes pusieron en marcha el Plan Alimentario que consiste en la entrega de despensas a la población de escasos recursos, personas con capacidades diferentes y adultos mayores.

La primera dama mencionó que una de las políticas universales que se deben considerar en los tres niveles de gobierno de la administración pública, es la implementación de programas alimentarios, sobre todo en zonas, comunidades y regiones marginadas, al considerar que el principal derecho que el ser humano posee es el acceso a la alimentación digna.

Pérez de Jiménez indicó que no se deben escatimar esfuerzos ni recursos para hacer llegar a la población más vulnerable, alimentos de la canasta básica y productos no perecederos que puedan atenuar la necesidad de familias enteras que muchas veces no tienen qué comer, por lo que en esta ocasión entregaron -junto con su esposo- 150 despensas en las colonias La Providencia y Carrillo Puerto.

error: Content is protected !!