BARRA LIBRE

¡Comparte esta nota!

Alfredo Quezada Hernández. 

HÉCTOR YUNES LANDA. 

El choleño no tiene llenadera. 

Sobra decir que siempre que Yunes Landa, ha estado cerca del poder, lo exprime a más no poder, lo usufructúa al máximo. 

Con la quimera de que controlaba a Dante, supo venderle a Fidel Herrera, esa relación, pero, hábil como es, a ese cuento le agregaba, y presumía, del padrinazgo de Manlio Fabio Beltrones, utopía que le llevó a que no solamente fuera mayordomo del Congreso local y manejar a su antojo su presupuesto, sino que lo utilizara para construir una candidatura, con la que pretendió arrebatarle a Duarte esa distinción. 

Gracias a su docilidad Javier Duarte lo hizo senador. 

Al ex gobernador le sacó ocho cargos para los integrantes de su pandilla. 

Pero eso no es todo, también hizo posible que sus cercanos lucieran una docena de guardaespaldas, los cuales cuando se paseaban por las principales plazas comerciales despertaban toda clase de murmuraciones.  

Hacia el interior de la sede estatal priista tenía varios lame botas. 

Hizo alianza con Elizabeth Morales, con Adolfo Mota, con Ranulfo Márquez “Tonicho”, con Adolfo Ramírez, con Renato Alarcón, todos ellos duartistas, lo que le permitió en 2018 repartir entre su servidumbre y parentela los mejores espacios.  

No obstante, su ambición y traición hicieron que se fuera quedando sólo. Hábil como es, y enterado de la alianza entre Javier Duarte con López Obrador, utilizó esta relación para acercarse a hijo de Atanasio, al cual se lo comió de un zarpazo, lo convenció enseguida, por lo que en pago a los servicios que sus pupilos prestaban al vástago del profe recibió algunas cuotas electorales, así como también todas las facilidades para armar su negocio, eso que él llama instituto político. Franquicia de partido, que videos y grabaciones hoy han documentado, que por todos es conocido se puso a desacreditar y a restarle votos al Revolucionario Institucional.  

Como de tonto no tiene nada el Choleño, y previendo no alcanzar el número de votos requeridos para que le confirmaran el registro de su nuevo partido, se blindó por si las dudas y exigió encabezar la lista de pluris, lo que no logró, por lo que lo mandaron en la tercera posición. 

Pensando que no tendría mayor problema para adjudicarse dicho privilegio dado que el PRI cubre el umbral, lo que no tomo en cuenta es que, de acuerdo con la ley, esa tercera diputación o bien le toca a una mujer, por equidad de género, o a un joven. 

Pero váyase de espaldas querido lector. ¿Dónde cree usted que anda Héctor litigando su posición? Pues nada más y nada menos que con el hijo de Atanasio. Los cercanos al solterón precisan que ya en dos ocasiones le ha ido a implorar lo encarame en la curul. 

¿Será porque los priistas ya lo consideran un extraño? ¿O acaso será porque sabe que es el único que puede pasar por encima de la legalidad? 

La realidad es que las cúpulas priistas no han hecho nada por sacudirse de sus lacras, los derroteros que han tomado los últimos acontecimientos han logrado que muchos sinvergüenzas deserten o de plano su propia conducta los coloque fuera del PRI, como Héctor, que ahora mendiga fuera del partido que lo vio nacer, seguir pegado a la ubre, aunque sea gracias a Morena. 

MARLON RAMIREZ. 

En la próxima entrega le platicamos sobre esa supuesta generosidad del porteño, al cederle el escaño local a su suplente, si al ex duartista, Ramón Reyes Viveros. 

Lo cierto es que el entenado político de Miguel Ángel Yunes Linares, es un convencido de que “el miedo no anda en burro”, y es precisamente allí el meollo del asunto de tan “generoso” acto. 

El monosabio, en términos taurinos, que tiene Miguel Ángel está cierto que en la próxima legislatura local la franquicia que regentea corre un alto riesgo de no poder conformar su grupo parlamentario dado el número de representantes populares que habrá de tener. 

Luego entonces los chairos lo habrán de traer a tiro por viaje. 

Provecho. 

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!