¡Baleada en violento robo!

ÁLAMO, VER.- Una mujer de la localidad Nuevo Jardín resultó lesionada de un balazo en mano derecha, luego de que presuntamente fuera víctima de un violento robo la tarde del lunes en la céntrica calle Salvador Díaz Mirón, cuando en compañía de su esposo acababa de salir de una sucursal bancaria donde habrían retirado fuerte cantidad de dinero.

La comandancia del Mando Único Coordinado informó que los hechos se registraron a las 15:30 horas, entre avenida Independencia y calle Emilio Carranza, donde presuntos testigos habrían dicho que el autor del atraco había sido un sujeto con arma de fuego.

En su reporte, la dependencia policiaca anotó que, al verificar el área, sobre la banqueta, se localizó un proyectil de arma de fuego deformado, y rastros de sangre, por lo que se procedió a acordonar la zona para después avisar del suceso a las autoridades de investigación.

Mencionó que más tarde un informe anónimo señaló que la mujer baleada estaba siendo atendida en un hospital particular de avenida Garizurieta. La lesionada resultó ser la señora Sara G. G., de 38 años, quien, según su marido, Enrique G. G., de la misma edad, solo presentaba un rozón en un dedo de la mano derecha.

Por otro lado, una versión no oficial citó que los hechos ocurrieron mientras la pareja intentaba abordar su vehículo para retirarse del lugar, momento en que habrían sido interceptados por varios sujetos que llegaron hasta ellos en un automóvil de color blanco.

Tras el suceso, la fémina fue llevada al nosocomio, en tanto los delincuentes huían con rumbo desconocido.

Lo cierto era que hasta ayer por la tarde, la pareja agraviada no había presentado denuncia formal en la fiscalía, en tanto que la Policía que levantó información del lugar decía desconocer si la pareja fue o no despojada de dinero.

Un elemento preventivo que sería entrevistado por la representación social mencionó que testigos de los hechos aseguraron que, tras recibir el disparo en la mano, Sara dejó caer dinero al piso, pero inmediatamente lo levantó. Pero ya no indicaron si el o los maleantes terminaron su cometido.

La ojiva levantada en la escena del crimen apenas sería recibida en la fiscalía para su canalización a los Servicios Periciales, donde determinarían de qué calibre es.

Comments

comments