Ayuntamientos los abandonan

Poza Rica, Ver.- Los ayuntamientos de la región mantienen en el abandono a los Tének, Tutunakú y Náhuatl, de acuerdo a lo expresado por representantes de cada uno de estas comunidades, entrevistados en el marco del día de los pueblos indígenas.

Jesús Ramírez Sánchez, volador tutunakú,de San Águeda, dice que el ayuntamiento de Papantla ni siquiera hizo bien la obra de introducción de drenaje en su comunidad; Jorge Domíguez, pintor tének, refiere que el Alcalde de Chontla, ni siquiera voltea a ver a los huastecos de las comunidades rurales y Lino Hernández Reyes, presidente del Consejo Supremo Náhuatl de las huastecas, expresa que para las comunidades de Chicontepec no hay puentes, ni caminos y el 70% de su pueblo está abandonado por las autoridades municipales.

Jorge Domínguez, del pueblo de Mata de Otate, Chontla y perteneciente al pueblo Tenek, quien ha expuesto sus pinturas en Europa y Estados Unidos lamenta que su etnia no reciba apoyos: “ del parte del municipio no nos estan apoyando absolutamente en nada… para hacer un pequeño rescate de nuestra lengua o nuestras danzas , estamos en en abandono total”

Sin embargo, Domínguez asegura que con la próxima administración municipal de Chontla, ya están haciendo gestiones para apoyar a los Tének, porque con los actuales ya para que insistir.

Entre el pueblo tének, el más pequeño, y el náhuatl, el más numeroso de la huasteca, no hay mucha diferencia en el trato que les dan las autoridades municipales, pues para Lino Hernández Reyes, del Consejo Supremo de la etnia, no hay recursos para atender todos los temas, rescate de la lengua, proyectos productivos, educación, tampoco hay caminos en buen estado, puentes o vivienda digna. Calcula que el 70% de hombres y mujeres, niños, niñas adultos mayores están en total abandono.

Para los tutunakú de Santa Águeda, no es distinto, dice Jesús Ramírez Sánchez, volador que lamenta que el ayuntamiento solo haya llevado una obra, la introducción del drenaje pero que haya abandonado el proyecto “ lo dejaron todo ahí damas, se destrozó todo”. Lamenta también que, por ejemplo, el parque temático nos invitò a trabajar y nos pidieron que sacáramos pasaporte, pero al final no nos dieron trabajo en el extranjero y los pasaportes perdieron vigencia.

Por eso los voladores se mantienen como pueden, su caporal les consigue trabajo y cuando no hay chamba, viaja a Poza Rica donde baila en restaurantes, cafés y cantinas, le dan uno, cinco, diez pesos, al final saca, cuando mal le va 150 y cuando bien 200

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña