Asilo se volvió insostenible

Compartir en:

Mantenerlo costaba alrededor de 60 mil pesos mensuales, por lo que ante la falta de recursos y apoyos se tuvo que cerrar, esto lo dio a conocer María de Jesús Hernández Alarcón, expresidenta del Grupo de Vicentinas.

Detalló que al mes tan solo para pagar a los empleados se requerían 38 mil pesos, más medicamentos, equipo de higiene, alimentos y materiales médicos, la cantidad se extendía hasta los 60 mil pesos, por lo que resultó imposible mantenerlo abierto.

En lo que respecta a los ancianos que vivían ahí, dijo 4 pudieron encontrar a sus familias y 11 de ellos se encuentran actualmente felices en una casa vicentina en el municipio de Xicotepec, a quienes aún siguen viendo para llevar el poco apoyo que aporta la ciudadanía.

Por Tania Salomón

Compartir en:
error: Content is protected !!