¡Así es cómo puedes comer más de la cuenta sin ganar ni un kilo más!

Es probable que ya te hayas topado en Instagram con varias mujeres hablando de cómo aumentaron su ingesta calórica, alegando que comen más y continúan luciendo esbeltas. Sí, nosotros tampoco lo entendemos.

¿La respuesta? Hacen entrenamiento de fuerza. Levantamiento de pesas. Y esta es la razón por la que funciona.

El entrenamiento de fuerza desarrolla músculos; mientras más músculos tienes, más comida necesitas consumir; y más musculo significa un metabolismo más rápido. Resumiendo, gracias al entrenamiento de fuerza puedes comer más, y la comida no se transformará en grasa. “Los músculos usan más energía y por eso quemas más calorías que grasas” indica la fisióloga Nicole A. del Laboratorio de Biología muscular de Penn State.

¡Pero no te avientes al refrigerador tan rápido! La idea no es que aumentes la cantidad de alimentos que comes drásticamente después de haber leído este artículo; debes empezar poco a poco. Ve aumentando lentamente a medida que comiences tu nuevo régimen de entrenamiento, y con el tiempo determinarás que tal vez necesitas consumir hasta 1000 calorías más por día para mantener tu cuerpo en óptimas condiciones.

De acuerdo a la entrenadora personal Liz Letchford, muchas mujeres limitan sus calorías a tal punto que terminan alcanzando una meseta. Tu cuerpo para de responder a la deficiencia calórica, es decir, haces dieta pero no pierdes peso, y esto se puede atribuir a dos cosas mayores: hormonas o sobrevivencia. Reprimirse de alimentos por periodos extendidos de tiempo pone al cuerpo en un estado de estrés extremo, por lo que ralentiza todos los procesos relacionados al metabolismo y la digestión. Puedes aumentar tu metabolismo a través de un proceso llamado dieta reversa.

Sin embargo, si llevas una dieta extrema y estas lidiando con síntomas de mala nutrición, deberías primero consultar con un médico para saber la cantidad de comida que incluirás de nuevo en tu alimentación así como la velocidad en que lo harás. “Esencialmente, estás disminuyendo lentamente tu ingesta calórica semana tras semana para sacar a tu organismo del estado de sobrevivencia y darle tiempo para que mejore su metabolismo. No es algo que se da de la noche a la mañana; pueden pasar meses para que se cure cualquier daño metabolico y vuelva todo a la normalidad” Dice la instructora.

E Online

Comments

comments