Analizan en coloquio cinco siglos de representaciones del sujeto indígena

Investigadores disertaron sobre las formas y los contextos en los que se ha estudiado, representado o incluso excluido al indio. Se llevó a cabo el Coloquio La representación del indio a través de imágenes y textos, en la Dirección de Estudios Históricos.

La evolución que desde el periodo novohispano hasta el siglo XX tuvo el concepto de ‘indio’, así como casos concretos de manifestaciones escritas y gráficas que abordaron o abrevaron de dicho constructo fue analizada por expertos en el Coloquio La representación del indio a través de imágenes y textos, realizado en la Dirección de Estudios Históricos (DEH), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Panelistas adscritos a la DEH y la Dirección de Etnología y Antropología Social (DEAS), ambas del INAH, además de investigadores de la UNAM, UAM, la Université Paris Nanterre y la Escuela de Estudios Hispano-Americanos, estas últimas de Francia y España, respectivamente, examinaron los contextos y las formas en que se ha visto o entendido a ‘lo indígena” en México a través de expresiones como la literatura, los códices virreinales, el periodismo, el cine o incluso la representación museográfica.

Clementina Battcock y Haydeé López Hernández, investigadoras de la DEH y coordinadoras del encuentro, refirieron que el objetivo del encuentro no buscó necesariamente llegar a conclusiones respecto a qué es o qué debe contemplarse al hablar de ‘lo indio’, sino conocer y abrir líneas de investigación historiográfica en torno a las problemáticas que atañen a dicha categoría”.

La primera mesa inició con la ponencia Ilancuéitl y Atotoztli: Representaciones femeninas en la Cuenca de México, a cargo de Clementina Battcock y la investigadora de la UNAM, Maribel Aguilar, en la que a partir de obras como la Monarquía indiana de Fray Juan de Torquemada y de los códices Tlotzin y Xólotl, entre otros documentos, se analizó la forma en que los cronistas representaron a dos personajes femeninos clave para la historia prehispánica de la cuenca de México.

Ilancuéitl, dijo Battcock, fue hacia el siglo XIV la compañera del primer gobernante tenochca, Acamapichtli, y legitimadora de su linaje en México-Tenochtitlan. Un rol similar fue el que tuvo Atotoztli, princesa culhuacana cuyos lazos familiares y políticos permitieron, un siglo antes, el establecimiento de los chichimecas descendientes de Xólotl en el valle central.

“Los códices retratan a estas mujeres como figuras de poder esenciales para las etapas fundacionales de las grandes sociedades del área. Las muestran como sujetos con la potestad para otorgar poder a sus parejas y su descendencia, es decir, revelan que por medio de ellas se aseguró la permanencia política y cultural de los grupos”.

Otra de las investigaciones presentadas en el coloquio fue la titulada  El indio del Mezquital en los ojos de un reportero exiliado comunista, de Haydeé López, de la DEH, en la que aborda la imagen que el periodista portugués Antonio Rodríguez, llegado a México durante la época cardenista, construyó acerca de los grupos otomíes del valle del Mezquital, y la manera en que plasmó tal visión en la novela La nube estéril. Drama del Mezquital, publicada en 1952.

Esta obra, ahondó, fue resultado del contacto que Rodríguez tuvo con las comunidades otomíes, sus necesidades y problemáticas sociales, así como del amplio conocimiento que el periodista obtuvo de la intelectualidad antropológica y las autoridades indigenistas, culturales y educativas de la época.

INAH

 

Comments

comments