Álvarez y Alonso, súper favoritos al Novato del Año

Compartir en:

El jardinero y bateador designado cubano Yordan Alvarez, de los Houston Astros, y el inicialista norteamericano Pete Alonso, de los New York Mets, son súper favoritos en sus respectivas ligas para conquistar el premio Novato del Año Jackie Robinson, que revela el lunes la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA), en el inicio de la mini temporada de anuncios de los premios más importantes de Grandes Ligas (MLB) .

La semana pasada, la BBWAA informó que Álvarez y el intermedista Brandon Lowe, de los Tampa Bay Rays, y el lanzador abridor John Means, de los Baltimore Orioles, son los finalistas al mejor debutante de la Liga Americana. En La Liga Nacional, Alonso compite con el torpedero dominicano Fernando Tatis Jr., de los San Diego Padres, y el lanzador abridor Mike Soroka, de los Atlanta Braves.

En realidad, ni Álvarez ni Alonso tienen competencia este año. No sería casualidad si ambos ganan de manera unánime.

Álvarez bateó .313 con 27 jonrones, 26 dobles y 78 carreras impulsadas en 87 partidos. Desde su debut, el 9 de junio, tuvo el quinto mejor OPS (1,067) de las ligas mayores y el más alto de la historia para un novato con al menos 350 apariciones al plato.

El toletero de 22 años, que bateó 50 jonrones y remolcó 149 carreras en 143 encuentros entre ligas menores y MLB en 2019, busca ser el tercer miembro de los Astros que conquista el galardón (El 1B Jeff Bagwell ganó en 1991 y el torpedero puertorriqueño Carlos Correa en el 2015) y el primer cubano desde José Abreu en el 2014.

Lowe, quien bateó .270 con 17 jonrones y 51 impulsadas en 82 juegos, busca emular al 3B Evan Longoria (2008), el pitcher Jeremy Hellickson (2011) y el jardinero Wil Myers (2013), que ganaron el premio para los Rays.

Means, un zurdo de 26 años, tuvo foja de 12-11, efectividad de 3.60 y 121 ponches en 155.0 entradas con los mediocres Orioles. Aunque el lanzador lideró a todos los novatos del joven circuito con 4.5 WAR, tiene pocas oportunidades de ser el octavo miembro de la franquicia de los Orioles, y primero desde el lanzador Gregg Olson en 1989, que gana el Novato del Año.

Si Álvarez impresionó por medio calendario en la Americana, Alonso hizo un espectacular punta a punta en la Nacional.

Alonso, quien se reportó a los entrenamientos primaverales sin un puesto garantizado en el equipo grande, estableció el récord de jonrones de todos los tiempos para un novato en ambas ligas mayores, al tiempo que se convertía en el primer debutante que lideraba MLB en vuelacercas en la era moderna (desde 1990).

El inicialista de los Mets bateó .260 con 53 cuadrangulares y 120 carreras producidas en 161 encuentros, borrando la marca de 52 jonrones en 2017 que impuso el jardinero Aaron Judge, de los New York Yankees. Su total de remolques es el séptimo más alto para un novato desde que la carrera impulsada surgió como estadística en 1920.

Alonso, quien también ganó el Derby de Jonrones del Juego de Estrellas, sería el sexto representante de los Mets, y el segundo jugador de posición (el OF Darryl Strawberry ganó en 1983), que recibe el Novato del Año. El más reciente del conjunto de Queens fue el lanzador Jacob deGrom, en el 2014.

Soroka, de 22 años, fue extraordinario. El derecho canadiense comenzó la temporada permitiendo una o cero carrera en sus primeras ocho aperturas, lo que empató un récord, y terminó el año con marca de 13-4, efectividad de 2.68 y 142 ponches en 174.2 entradas. Apenas permitió 14 jonrones, tuvo efectividad de 1.44 en la ruta y fue parte del equipo de la Liga Nacional que compitió en el Juego de Estrellas.

En la historia de la franquicia de los Braves, ocho peloteros han ganado el Novato del Año, incluyendo al jardinero venezolano Ronald Acuña Jr. el año pasado, pero nunca ha ocurrido con un pitcher abridor, algo que busca Soroka.

Tatis Jr., de 20 años, fue uno de los mejores peloteros de las ligas mayores cuando estuvo en el campo, lo que lamentablemente fue limitado por dos lesiones graves. El quisqueyano bateó .317 con 22 jonrones, 16 robos, 53 impulsadas y 61 anotadas en 84 juegos. Su OPS (.969) solamente estuvo detrás de Álvarez entre los novatos que jugaron en 2019 y es el octavo más alto desde 1961 para un debutante.

En WAR, Tatis Jr. quedó cuarto, con 4.2, entre todos los novatos de Grandes Ligas, detrás de Soroka (5.7), Alonso (5.0) y Means (4.5). San Diego solamente ha tenido dos ganadores del Novato del Año y ninguno desde que el receptor puertorriqueño Benito Santiago lo recibiera en 1987.

Crédito: espn.com.mx

Enrique Rojas

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica

Compartir en:
error: Content is protected !!