¿Alguna vez has sentido que «se te sube el muerto”? Hoy te explicaremos qué es lo que dice la ciencia sobre este fenómeno

Compartir en:

Algunos lo describen como una presión muy fuerte sobre el pecho, otros como un peso sobre su cuerpo, como si alguien estuviera sentado sobre ellos. Las leyendas cuentan que una presencia fantasmal se ubica sobre las personas y les impide moverse.

Con respecto a este fenómeno que ha aterrado a más de uno, la ciencia tiene una teoría. El neurólogo y médico del sueño, Miguel Dávila, explica a “El Botiquín” que se le conoce como parasomnia. Este trastorno de la conducta durante el sueño se ubica junto a otros, como las pesadillas, el bruxismo y el sonambulismo.

La parasomnia suele presentarse en la transición de la vigilia al sueño o del sueño a la vigilia.

Puede ser consecuencia de algún estímulo interno o externo, como molestias intestinales o ruidos del exterior. Cuando sucede, la persona puede hacer cosas en automático, como sentarse en la cama. Cuando ocurre la parálisis de sueño, las personas no pueden mover su cuerpo, aunque ellos ya se sienten conscientes. Esta alteración no toma mucho tiempo, y el tono muscular, propio de la vigilia, puede moverse con facilidad en unos segundos.

Si tarda más, basta con que otra persona lo toque para que se recupere. Si no hay alguien que pueda auxiliar a la persona, es recomendable apretar los párpados y mover los ojos. Esto ayudará, ya que los ojos se encuentran en un estado de conciencia y moverlos, ayudará a que el resto del cuerpo también los esté. Este fenómeno no representa un problema mayor al pánico que puede llegarse a sentir ante la falta de movimiento. Pero sí puede ser señal de que se padecen otros trastornos.

Entre ellos, alta carga de estrés y ansiedad, o hábitos poco saludables. También puede indicar una mala higiene de sueño: dormir y despertar en horarios diferentes, exponerse al celular antes de dormir, entre otros. El fenómeno también puede ir acompañado de alucinaciones, por lo que es recomendable evitar el riesgo de padecerlo. Algunas de las cosas que puedes hacer para evitarlo es evitar tomar bebidas estimulantes antes de dormir, no trabajar en tu habitación y tener horarios adecuados de sueño.

Compartir en:
error: Content is protected !!