Alemania propone que los malos alumnos repitan curso para evitar un mal comienzo

Compartir en:

La Asociación Alemana de Docentes ha aconsejado a los alumnos de bajo rendimiento que, debido a la crisis del coronavirus, repitan voluntariamente el curso y eviten así comenzar con “enormes lagunas de conocimiento”.

Esta recomendación solo se aplica a los alumnos que “ya habían mostrado antes de la crisis del coronavirus un déficit de rendimiento tal que hacía poco probable que alcanzaran el nivel del curso escolar”, ha aclarado el presidente de la asociación, Heinz-Peter Meidinger, en declaraciones al diario ‘Bild’.

«Repetir voluntariamente también tiene la ventaja en muchos estados federados alemanes de que no se considera repetición obligatoria, lo que puede descartar la posibilidad de repetir un curso de nuevo», ha explicado Meidinger.

Al mismo tiempo, ha pedido que se establezcan normas generosas para aprobar el curso. “De lo contrario, los alumnos que corren el riesgo de quedarse atrás se verían privados de la posibilidad de mejorar y alcanzar el objetivo del curso”, ha añadido.

Meidinger ha indicado que las escuelas de los 16 estados federados deben considerar ahora cómo pueden “volver a la vía normal de cumplimiento del plan de estudios”. En su opinión, una opción concebible podría ser ofrecer cursos de recuperación adicionales y reducir contenidos prescindibles de los programas de estudios. Cuarentena de dos semanas para quien vuelva del extranjero.

Cuarentena para los que regresen al país

Con estos datos, el comité gubernamental de reacción a la crisis del coronavirus ha recomendado hoy a los 16 estados federados que los alemanes, ciudadanos europeos y extranjeros residentes en Alemania desde hace mucho tiempo guarden cuarentena en sus casas durante dos semanas cuando vuelvan al país desde el extranjero, recomendó hoy el comité gubernamental de reacción a la crisis del coronavirus a los 16 estados federados alemanes.

La nueva regulación solo se aplicará a partir del 10 de abril y únicamente a personas que han estado en el extranjero varios días, y por lo tanto no a los empleados que cruzan las fronteras a diario para acudir al trabajo, explica la agencia DPA, que precisa que existen asimismo excepciones para ciertos trabajadores como camioneros o personal médico.

Debido a la pandemia de coronavirus, las personas que no son alemanas ni residentes permanentes en el país, solo pueden entrar en Alemania, desde mediados de marzo, con una “razón válida”. Esto se aplica también a ciudadanos europeos que viajan a sus países a través de su territorio. Por el momento, las entradas desde terceros países solo están permitidas en pocos y determinados casos.

La resolución prevé que aquellas personas que trabajan entre fronteras, así como viajeros por negocios o técnicos de servicios que deban entrar al país durante unos días por motivos laborales no tendrán que hacer la cuarentena. Lo mismo ocurrirá con las personas que por motivos laborales deban cruzar fronteras para transportar personas o mercancías por carretera, vía ferroviaria, barco o avión, así como viajeros que estén en tránsito hacia su país de residencia permanente.

Desde el 16 de marzo se realizan controles fronterizos temporales en las fronteras con Austria, Suiza, Francia, Luxemburgo y Dinamarca, en coordinación con dichos países. En las regiones fronterizas en las que no existen esos controles, la Policía utiliza los instrumentos de búsqueda y control existentes, lo que significa que también las personas que entran desde estos puntos pueden ser enviadas a cuarentena o deportadas de vuelta, en caso de ser controladas por la Policía en un radio de unos 30 kilómetros de la frontera.

Crédito: larazon.es

error: Content is protected !!