Abuelitos se quedan sin su apoyo

Compartir en:

Sierra del Totonacapan, Ver. – Decenas de adultos mayores se quedaron sin recibir su apoyo del gobierno federal, porque no supieron en donde debían cobrarlo, otros porque son discapacitados y no tuvieron acceso a los lugares donde se realizó el pago, dejando ver la mala organización tanto del delegado de la Región 11, Minervo Arteaga Saucedo como del coordinador del programa Ismael Aguilar García, los encalces y servidores de la nación.

En toda la región 11, que comprende desde la costa papanteca, hasta lo más alto de Mecatlán y Filomeno Mata, adultos mayores, así como discapacitados se quedaron sin el cobro de su apoyo, a unos les dijeron que ya no les darán, otros les mencionaron que estaban en el lugar incorrecto y unos de plano no pudieron entrar a donde se les daría su pago, porque son discapacitados y como no hay rampas no pudieron entrar.

En la comunidad de Ricardo Flores Magón, Mecatlán, los servidores de la nación Jessica G. L., y Gonzalo E., les negaron el apoyo a: Catalina J. P., quien es sordomuda; Mateo de L. G., Ángel L. A. y Martin O. H., estos tres son discapacitado. Algunos cobraron el año pasado pero esta vez solo les dan largas y los campesinos se gastan lo poco que tienen
“Nos dicen que nos van a activar la tarjeta, pero que vengamos tal día, luego no regresas y que mejor otro día y así nos traen dando vueltas”, comentaron los quejosos.

En el municipio de Papantla de la misma manera hoy hubo problemas porque más de 40 abuelitos y discapacitados no pudieron recibir su apoyo, porque estaban en los lugares incorrectos, y es que al enlace Alexa M. M, se le olvido que hay gente que no puede caminar y los cito en lugares donde no hay rampas, aunado a esto no se implementó mingua medida de seguridad para prevenirse de la pandemia del coronavirus y los tiene amontonados.

“La verdad que fue un completo descontrol y negligencia porque no informaron a los ancianos en donde les corresponde realizar su cobro y ahí andaban buscando en cada cede, el lugar que les tocaba”, expusieron los quejosos, además de que algunos de plano no pudieron entrar porque en los lugares que usaron para los pagos no había rampas para discapacitados.

El delegado de la región 11, no hace nada al respecto, parece que en lugar de apoyar a los más vulnerables prefiere dañarlos, al igual que el coordinador del programa del adulto mayor y discapacitado, Ismael Aguilar García.

error: Content is protected !!