Abanico chinanteco plumario

Compartir en:

Uno de los tributos que hacían los diferentes pueblos de la región y en especial los chinantecos a Tochtepetl eran las plumas, región exótica que tiene la tercera selva más grande del país y dónde existe una gran variedad de especies de aves.

Estás eran enviadas a Tenochtitlan en donde se volvían hermosos objetos como tocados , abanicos o decoración que mostraba el poder de la nobleza Mexica al tener exóticos artilugios de lugares tan lejanos como La Chinantla de donde también obtenían textiles específicos.

El arte plumario como parte de la vida diaria chinanteca sobrevivió hasta bien entrado el siglo XX , es especial hacia los abanicos parte esencial de la tierra caliente y tropical como es el norte de Oaxaca.

Unos de los que registró parte del uso de estos objetos fue Roberto Weitlaner quien en una de sus fotografías muestran uno de los abanicos de plumas de aquella época.

Su uso poco registrado es debido a que las condiciones ambientales no son óptimos para conservación de ciertos objetos por ser de material natural lo que acelera su proceso de deterioro.

Actualmente el conocimiento de este saber existe entre las personas adultas que conocen las técnicas para elaborarlos , pero su uso ya es poco común.

Manojos de plumas Códice Mendocino foja 46 , provincia de Tochtepetl.

Manojos- abanicos de plumas rústico

Compartir en:
error: Content is protected !!