A consulta, operativo Mochila; revisión no los vulnera, los protege, dicen padres

Compartir en:

El titular de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Zenyazen Escobar García, dio a conocer que se llevará a cabo una consulta con padres de familia, quienes determinarán si se aplica o no en las escuelas de la entidad el operativo “Mochila Segura».

Indicó que se buscará el consenso con los padres de familia, pues se busca que como tutores estén de acuerdo con las acciones de seguridad que la dependencia implementaría para evitar incidentes al interior de los planteles.

Entrevistado en el marco del proceso de admisión a la educación, realizado en el gimnasio Omega, refirió que, además, pedirá a los legisladores que integran la Comisión de Educación que presenten un anteproyecto con punto de acuerdo en el Congreso del Estado que incluya la aplicación de este programa en las escuelas de la entidad.

En ese sentido, recordó que dicho programa ya fue implementado, pero quedó sin efecto, luego de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos señalara que dicha acción era una violación a los derechos de los menores.

El titular de la dependencia pidió a los padres de familia estar atentos y revisar desde casa las mochilas de sus hijos, así como hacer un análisis sobre la información que consumen a través de redes sociales y medios de comunicación.

Recordó que en la entidad se trabaja bajo la misma línea del gobierno federal, por lo que antes de implementar un plan se tendrá que analizar con los padres y madres de los estudiantes.

Aclaró que de ser aprobada esta medida se aplicaría principalmente en la zona urbana, específicamente en Tierra Blanca, Veracruz, Xalapa, Córdoba, Orizaba, Ciudad Mendoza y Nogales, municipios considerados focos rojos.

MEDIDA NO VIOLA LA INTIMIDAD DE MENORES: PADRES DE FAMILIA

Padres y madres de familia se mostraron a favor de la aplicación del Operativo Mochila en el que las autoridades escolares vigilen que los menores no lleven entre sus pertenencias objetos con los que puedan hacerse daño a sí mismos o a sus compañeros. Entrevistados en el centro de Xalapa, padres de estudiantes de primaria, secundaria y bachillerato reconocieron que en casa se revisa que no lleven nada indebido, sin embargo, reconocieron que las revisiones en las escuelas podrían darles una ayuda extra.

Para los encuestados, la revisión de sus pertenencias no implica una violación a la intimidad, sino que se trata de una medida de seguridad para ellos y su entorno, sin embargo, si se pronunciaron a favor de que las revisiones se lleven a cabo con los debidos protocolos y siempre garantizando la integridad de los menores.

“Nunca está de más la ayuda de la escuela”

Para Antonio Mejía, padre de tres hijos en bachillerato, cuarto y quinto de primaria ya revisión de las mochilas en las escuelas representa no solo una ayuda extra para detectar objetos extraños en las mochilas de sus hijos sino también para garantizar que sus compañeros no lleven objetos que puedan lastimarlos a ellos.

Yo sí estoy de acuerdo porque, aunque se realice la revisión en casa también es necesario el apoyo conjunto de los maestros. Podemos confiar en nuestros hijos y en nuestro modo de educación, pero no en el de las demás personas.

Sin embargo, aseguró que la protección de los menores no sólo debe abarcar la revisión de sus pertenencias sino también el cuidado de sus emociones, el entorno y de sus amigos, esto con el fin de garantizar un correcto desarrollo. “Ya hemos visto escenas que nos recuerdan que hay que estar sumamente pendiente de los hijos (…) En casa se checan diario junto con las tareas porque hay que saber qué es lo que llevan e incluso detectar que no traigan la comida del día anterior”, asegura.

Revisión para prevenir adicciones

Pedro es papá de una niña sexto año de primaria. Para él, la revisión de la mochila de su hija y de sus compañeros de escuela representa una forma de proteger a la comunidad escolar no solo de la portación de armas u objetos punzocortantes sino también de drogas, alcohol o cigarros que puedan ocasionar adicción en los menores.

El padre de familia explica que, aunque en casa se realiza una revisión diaria de las pertenencias de su hija, el hecho de que se realice otra inspección en la escuela garantiza que no metan cosas indebidas después de salir del entorno familiar o incluso que no sean víctimas de otros niños. “Incluso podría ser que ellos no pongan los objetos en las mochilas, sino que se los metan compañeros por travesuras o algo así”, señaló.

Recoció que, aunque para los niños se trata de una medida que no les gusta, como padre de familia está de acuerdo ya que de manera correcta sirve para mantener seguros a los menores.

Con esta medida se pueden evitar muchas tragedias como las que ya hemos visto pero también tener un control para que los menores no lleven drogas que puedan consumir u ofrecer a sus compañeros.

“La revisión no los vulnera, los protege”

Padre de un niño que cursa el tercer año de primaria, Aldo Hernández se mostró a favor de que en las escuelas se lleve a cabo el Operativo Mochila. Para él, no existe violación a los derechos humanos de los menores sino por el contrario, les garantiza que se encuentren en un entorno más seguro. “Para mí es una alternativa de seguridad para él y sus compañeros. Como padre me preocuparía que sus compañeros lleven algún arma o algún objeto que pueda poner en riesgo a mi hijo o a los demás niños”, dijo.

Reconoció que la revisión de mochila es una actividad cotidiana en casa y que diariamente vacía por completo la mochila de su pequeño a fin de cerciorarse de su contenido. Reconoce que no solo se trata de un tema de objetos prohibidos sino también revisa que su hijo haya comido su lonche y que no lleve a la escuela juguetes o cosas que puedan distraerlo.

Yo todos los días le vacío la mochila y reviso lo que lleva en ella porque además esto me ayuda a verificar que los objetos que trae son de él y no los haya tomado de otro compañero.

Catalina González, es mamá de cuatro hijos: uno en secundaria, uno en 5to. de primaria y unas gemelas en tercero de primaria. Para ella, el operativo mochila debería ser obligatorio en las escuelas, pero sobre todo en el nivel secundaria porque es cuando más riesgo de traer cosas prohibidas corren los menores. En entrevista refirió que por más confianza que se tenga en los hijos, las malas compañías pueden ocasionar que al salir de casa metan objetos o sustancias peligrosas para ellos. “Además uno no sabe qué clase de compañeros tiene, puede ser que estés pendiente de tu hijo, que sepas qué lleva a la escuela, pero no sabes si los demás papás están al pendiente de tus hijos”. Ella reconoce que revisa las pertenencias de sus cuatro hijos ya que además es la encargada de lavar las mochilas cuando lo requieren. “Con eso se pueden evitar tragedias”.

Para Audrizú Baeza, madre de dos hijas de 13 y 16 años la implementación de revisiones constituye una medida positiva para la seguridad de los estudiantes. Y es que, reconoce que por más confianza que se tenga en ellos, las los padres no pueden estar completamente seguros de que no estén siguiendo las influencias de otros y los pasos en los que andan. “Nunca está de más estar seguros de que no lleven drogas o alcohol. Es una forma de que nosotros estemos seguros porque aunque en casa hay una buena comunicación con nuestras niñas y no hay ningún problema con ellas sabemos que lo que no se le ocurre a uno se le puede ocurrir a otro”.

Revisarlos con protocolos

Finalmente, Héctor Huesca, padre de un estudiante de segundo de secundaria, se mostró a favor de la revisión de mochilas en la escuela de su hijo “siempre y cuando se respete la intimidad de los estudiantes y se aplique de manera correcta”. Reconoció que las circunstancias sociales actuales obligan a que esta medida se aplique en la entrada de las escuelas sin embargo pidió que antes de echarla a andar se capacite a los maestros y personal educativo que la va a aplicar a fin de evitar que se vulneren sus derechos o se les someta al escrutinio público.

Es necesario que se garantice que las autoridades escolares tengan el tacto para hacer las revisiones o de lo contrario pueden someter a los niños a bullying. Sin hacer señalamientos pero darle seguimiento a aquellos niños que represente más problema y que las revisiones se hagan al azar.

Reconoció que en casa aplica revisiones periódicas a la mochila de su hijo siempre respetando su intimidad. “Si veo que lleve sus cosas y notar que no traiga cosas de otros compañeros y si es así saber el por qué las trae”, concluyó el padre de familia. Con información de Karla Cancino | Diario de Xalapa

error: Content is protected !!