A 15 años del crimen de Raúl Gibb Guerrero las autoridades aún no lo han esclarecido

Compartir en:

Poza Rica, Ver.- En 2005 se cimbró al periodismo nacional, Raúl Gibb Guerrero fue asesinado de manera cobarde; había sido uno de los pocos que se atrevió a investigar, desenmascarar y denunciar lo que nadie nunca había intentado tocar, pero jamás fue intimidado, con una labor firme y valiente, junto a un equipo de profesionales.

El crimen de Raúl Gibb marcó un antes y un después del periodismo en México, a su muerte se sumó la del reportero Alfredo Jiménez Mota, del Imparcial de Sonora, luego, empezaron por toda la república los levantamientos y ejecuciones en contra de comunicadores.

Hoy, a 15 años de haber perdido a nuestro director general, en La Opinión de Poza Rica exigimos justicia para este cruel asesinato, que las autoridades federales y estatales no han podido resolver, pero asimismo, continuamos firmes en ser la voz de los ciudadanos, en ser un instrumento de denuncia.

El libro Nuestra Aparente Rendición recuerda la felicidad que desbordaba Raúl Gibb Guerrero al abrir el periódico La Opinión de Martínez y tirar la casa por la ventana “Satisfecho, volviste a Poza Rica por la noche.
Seguramente no imaginaste que aquella calurosa noche de primavera, una ráfaga de balas apagaría tu risa y la firmeza de tu palabra”.

error: Content is protected !!