63% de desaprobación: Donald Trump no es muy querido por el voto femenino

Compartir en:

El 45º presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, llegó al cargo en 2017 de manera sorpresiva para muchos. Durante el tiempo que ha durado su administración, esta ha revelado ser tal y como su campaña: oscura y conflictiva.

Problemas con políticos conservadores y modernos, posturas internacionales fuera de lo común (cercanía con Rusia y Vladimir Putin), el muro en la frontera, el escándalo de haber participado en la manipulación de las elecciones y, para colmo, cada vez toma más fuerza una teoría sobre la futura contrincante de Trump en las elecciones

Una mujer podría resultar devastadora para Trump, esto partiendo del escándalo que enfrenta contra una actriz de cine para adultos, sus varios matrimonios fallidos y algunos comentarios poco “adecuados” hacia las mujeres durante sus días en la Casa Blanca

La relación de Trump con las votantes

Cuando llegó a la Casa Blanca, el ahora presidente lo hizo con el beneplácito de los grupos blancos más conservadores. Como se dice en español, ese fue su “núcleo duro” de votantes.

Sorprendentemente, tenía un nivel aceptable de votos del público latino y también de los jóvenes. Pero lo que nunca obtuvo masivamente fue el voto femenino.

Hay que decir que era difícil, sobre todo considerando dos factores: su contrincante era mujer y él era criticado por ser el dueño de una empresa que realiza certámenes que son vistos como estereotipadores de la belleza femenina.

Washington Post, realizó una encuesta que lo ubica así con el público femenino:

  • 6 de cada 10 mujeres lo ve con “gran desaprobación”
  • 5 de cada 10 mujeres sin título universitario lo desaprueba de alguna manera
  • 8 de cada 10 mujeres independientes lo desaprueba de alguna manera
  • 20% más de las mujeres republicanas lo desaprueba (en comparación con julio de 2018)

*Números publicados en enero de 2019

Hoy, su desaprobación en el público femenino es del 63%, mientras que su aprobación cayó de 40% a 27% en cuestión de seis meses.

Sus números con las mujeres no eran buenos en 2016 al inicio de la campaña presidencial, pero a principio de 2019 son bastante desalentadores para un presidente que de seguro buscará la reelección.

Se asienta el terreno para una contrincante femenina

La gran cantidad de escándalos que se levantan alrededor del entorno presidencial, además de su escasa habilidad (y también de su esposa) para captar al público femenino, crean el caldo de cultivo perfecto para que Donald Trump vuelva a enfrentarse a una mujer en su –no tan– hipotética carrera presidencial.

Recientemente, Hillary Clinton descartó por completo presentar su candidatura para el año 2020. Por lo que el partido demócrata ya perfila otros nombres, uno es el de la veterana política Nancy Pelosi, otros expertos hablan acerca de Kamala Harris y Elizabeth Warren como contendientes tras iniciar sus campañas oficialmente en el mes febrero. Todas estas mujeres son políticas con años de carrera.

Sea como sea, aún es muy pronto para saber quién aparecerá en la boleta electoral, lo que sí es cierto es que las posibilidades de que sea una mujer que hoy se sienta en el senado son muy altas.

Sin embargo, el mandato del presidente actual aún no culmina, por lo que podría haber sorpresas.

Tras anunciar fuertes medidas contra el controversial caso de Venezuela, Trump parece haber anotado ciertos puntos con el público femenino y latino al invitar al escenario a la madre del militar rebelde Oscar Pérez, asesinado por el gobierno de Nicolás Maduro bajo extrañas circunstancias.

Algunos especialistas avistan al presidente involucrando a líderes femeninas mundiales en su lucha contra los regímenes de América Latina y Corea del Norte como parte de su estrategia para mejorar sus números en las encuestas.

Ya veremos cuánto le ayuda esto en las encuestas.

error: Content is protected !!