20 años viviendo con violencia, mujer denuncia a su marido

Compartir en:

Espinal, Ver.- Cansada de ser violentada por su marido, una mujer denunció a su pareja, quien la golpeó en la cabeza con una muleta; además la fémina exige el divorcio.

Veintiún años de matrimonio lleva la señora Alejandra “N” con Antonio S. G., de 39 años de edad, quienes son vecinos de la comunidad de Melchor Ocampo, Espinal, desde unos meses después de casados comenzó con las agresiones verbales, emocionales y hasta físicas.

Alejandra -harta del maltrato- decidió dejarlo un tiempo y regresó a casa de sus papás, pero aun así Antonio cuando la veía la insultaba, sin embargo, el hombre usó a sus dos hijas menores para chantajear a su pareja y logró que regresara a su casa.

El día lunes la mujer quiso salir a realizar unas compras para hacer de comer y no encontró su dinero, por lo que preguntó a su marido y este dijo que no sabía, la mujer comenzó a buscar, después en la búsqueda también notó que sus papeles no estaban en donde acostumbran a guardarlo, esto hizo que la mujer buscara más a fondo y se encontró con su ropero vacío, según ella su marido lo escondió todo para que no se vaya de su casa.

Cansada del maltrato, la mujer cuestionó a Antonio por qué había hecho esto, lo que generó una discusión y el hombre -como a raíz de un accidente lo dejaron incapacitado y usa muletas para caminar- con una de estas golpeó a Alejandra en la cabeza.

«Siempre me ha agredido, antes tomaba mucho y lo mandaron a rehabilitación, pero ya me cansé del maltrato por eso lo dejé, pero mis hijas me hablaron que regrese con su papá y ayer discutimos y me volvió a pegar», comentó la víctima.

Además mencionó la fémina que a raíz de un accidente en moto, a Alejandro le amputaron un pie y ahora para andar usa muleta y la mujer es quien mantiene a la familia (sus dos hijas, ella y su marido).

Harta de la violencia por parte de su esposo, Alejandra acudió ante el Instituto Municipal de la Mujer para pedir orientación y denunciar a su agresivo marido y exigir el divorcio, pues dijo que son 20 años que ha sido violentada y no quiere que sus hijas vean como algo normal que un hombre agreda a una mujer.

«No quiero que el día de mañana mis hija tengan un marido golpeador, eso no está bien, por eso lo denuncio y exijo el divorcio», apuntó doña Alejandra.

Por su parte, la titular de la Dependencia de la Mujer, licenciada Lorena Retureta, brindó el apoyo necesario a la mujer para poner fin a las agresiones que ha soportado durante 20 años.

error: Content is protected !!