Youtuber deja la civilización para irse a vivir desnuda a la jungla

Te tenemos una pregunta y queremos que nos contestes con la mayor sinceridad posible ¿te has levantado una mañana deseando renunciar a tu trabajo para poder viajar y vivir la vida? Seguramente si, la mayoría alguna vez lo ha pensado pero pocos se han atrevido a hacer algo al respecto.

Aunque quieras evitar a toda costa la etiqueta muy probablemente seas un godin al igual que nosotros y es bonito y está bien. Pero aunque no lo creas, existen seres humanos que deciden renunciar a los pequeños lujos de la vida como ‘el café de 54 pesos’ y comer en restaurantes los primeros días de quincena para vivir en la selva, bañarse en la lluvia y dejar atrás las comodidades.

Un ejemplo claro de esto es la vlogguera Freelee the Banana Girl quien huyó de civilización occidental hace un año para comenzar una nueva vida en la jungla junto a su pareja.

Ahora los novios pasan la mayor parte de su día desnudos, comen frutas y verduras cultivados por ellos mismos, se bañan bajo la lluvia y beben de riachuelos de la selva.

Dejé situaciones tóxicas, sentí al principio una sensación aplastante, estaba aturdida tratando de entender todo, pero luego la vida mejoró, una profunda fortaleza se despertó en mi interior“, señala en sus fotos.

 

Aunque decidió olvidar la vida ‘normal’ la tecnología sigue estando presente y suele compartir fotos y videos en sus cuentas de Instagram y Youtube en los que aparece -semi desnuda cubriéndose con ropa hecha de materiales orgánicos como cáscaras de coco- dando consejos sobre alimentación vegana y crudivegana.

¿Que si ahora voy a estar desnuda en cada fotografía? Sí, desnuda en la jungla. Libre de ropa, etiquetas, zapatos, maquillaje y depilación. Simplemente, uno se siente bien”, escribe la mujer.

Según Daily Mail, la australiana se ha ahorrado unos 4 mil dólares en un año en cosméticos y en procedimientos estéticos como teñido del cabello y pestañas postizas, así como en rastrillos.

En un día normal, la mujer de 37 años bebé 2 litros de jugo de naranja recién exprimido, batidos hechos con frutas y en ocasiones come hasta 51 plátanos.

Según ella, su dieta implica el consumo de aproximadamente 97% de fruta (más de 5 mil calorías) pero nada cocido o calentado.

En el pasado la youtuber sufrió anorexia y bulimia y asegura que tener dietas crudas la ha ayudado a mantener un ‘cuerpo perfecto’ y ha disminuido su acné y fatiga crónica.

Comments

comments