“Xiutecuhtli”

Huehuetéotl-Xiuhtecuhtli, representación y patrón del viejo y del fuego, Señor del año. Habitaba en el centro del universo. Se le representaba como un anciano arrugado, desdentado y encorvado que cargaba un enorme brasero.

Su edad significaba la experiencia y la sabiduría. Uno de sus símbolos era la cruz de los cuatro rumbos del universo o quincunce, que partían del centro donde él residía.

También se le conoció con el nombre de “Culebra de Luz” porque era el símbolo del amanecer radiante y porque ante su presencia desaparecían los poderosos dioses o señores de la noche.

Era también uno de los patrones del fuego, que purifica la tierra y renueva las cosas. Originario de la región volcánica y representante de la antigüedad de las montañas.

Comments

comments