Vivencias de un padre feliz

La vida sacerdotal del padre Juan Núñez Fuentes comenzó en aquella Poza Rica que apenas tenía 80 mil habitantes y 29 colonias, las que recorrió con un cine móvil que llevaba con apoyo de una caseta de Pemex y donde proyectaba películas antes de iniciar la misa cada domingo.

Nació en una pequeña comunidad en los declives de Jalisco llamada Unión de Tula, donde tuvo una infancia feliz, ya que fue criado con 7 hermanos, 2 de ellos también sacerdotes y otra más que es religiosa.

El padre Juan Núñez Fuentes se considera amante del futbol y apasionado del deporte desde que era estudiante, e incluso recuerda que integró en sus primeros años de sacerdote en esta ciudad un equipo de futbol llamado ACJM (Asociación Católica de la Juventud Mexicana) pero todos les decían “Los monaguillos”.

Por Paulo Ruiz Vargas
Foto Enrique González Morales

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *