Viven entre suciedad

Un grave foco de infección viven los vecinos de la calle Divina Morales de la colonia Teodoro Cano, esto debido al escurrimiento de aguas negras que provienen del Centro de Readaptación Social de esta ciudad, problemática que no ha sido atendida desde hace mucho tiempo.

Al menos diez familias se encuentran preocupadas por el grave foco de contaminación que se registra en este lugar, ya que el escurrimiento de aguas negras recorre por lo menos 200 metros cuesta abajo de la calle principal, por lo que ya se han presentado enfermedades estomacales y de la piel.

En medio de aguas negras y heces fecales, habitan estas familias, las cuales, en su momento adquirieron estos predios a un particular, pero nunca se imaginaron la terrible contaminación en la que vivirían, la cual inició hace algunos años y hasta el momento nada se ha hecho por atender esta situación.

Hace algún tiempo una familia habitaba al borde de la calle, pero el escurrimiento de aguas negras originó una pequeña laguna de suciedad, la cual alcanza más de medio metro de profundidad, lo que orilló a los integrantes de la familia a deshabitar este espacio, ya que el malestar y las enfermedades eran constantes.

De manera constante, los vecinos han solicitado la intervención de las autoridades municipales para que se lleve a cabo la reparación de la línea de drenaje proveniente del CERESO de esta ciudad, ya que a todas horas se respiran olores nauseabundos, además que los animales fallecen al tener contacto con las aguas negras.

Comments

comments