El funcionario informó que según se observa en los videos de las cámaras de seguridad, Julián Grimaldi y Carlos Jesús Salmón, los reos fugados, burlaron seis filtros de seguridad y al salir del penal escaparon con sus cómplices en cuatro vehículos que llegaron al lugar.

Hernández declinó dar detalles sobre los prófugos, pero según reportes de la prensa local, Grimaldi está identificado como operador financiero del cártel de Sinaloa y estaría acusado de participar en la emboscada a un convoy militar el 30 de septiembre de 2016 en Culiacán, en la que murieron cinco soldados y 10 resultaron heridos.

Este sujeto fue encarcelado en febrero pasado acusado de delitos contra la salud y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, razón por la que el gobierno de Sinaloa había pedido su traslado a un penal de máxima seguridad, sin embargo, el reo logró un recurso para permanecer en el penal local.

A Higuera se le vincula con el cártel de los Beltrán Leyva y se le atribuye el ataque en julio de 2012 a un convoy de la Policía Ministerial de Sinaloa en Tetamboca, municipio de El Fuerte, donde murieron siete agentes.

Ingresó al penal en febrero de 2016 por los delitos de homicidio calificado con premeditación y homicidio doloso. Al igual que Grimaldi, obtuvo un recurso para no ser trasladado a un penal de máxima seguridad.

Fermín Hernández, aseguró que ya se activó el proceso correspondiente para localizar a los dos internos del Centro Penitenciario de Aguaruto en Culiacán.

Para ello, dijo, la Policía Estatal Preventiva contará con el apoyo y coordinación de las autoridades de los diferentes órdenes de gobierno.

Además, indicó que el gobernador Quirino Ordaz Coppel lo ha instruido para reforzar las medidas de seguridad en todos los centros penitenciarios de la entidad y evitar situaciones similares.