Veracruz, estado sin ley

Alarmados por los niveles de inseguridad más altos de que se tenga memoria en la historia de Veracruz, mujeres, empresarios, organizaciones sindicales y hasta alcaldes, lanzan un llamado a las autoridades federales para que tomen las medidas pertinentes para poner fin a la ola de violencia que azota a la entidad.
La inseguridad traducida en homicidios dolosos, secuestros, extorsión, robos a casa-habitación, robo a negocios, y de vehículos, se viven a lo largo y ancho del territorio estatal, sin embargo, en la zona norte de Veracruz, sumida en una severa crisis económica que no parece tener fin, sus efectos han sido más catastróficos.
Las altas tasas delictivas registradas en la región han venido a demostrar que las autoridades encargadas de procurar justicia no la procuran y los jueces que deberían impartirla no lo hacen, por negligencia o colusión, mientras que la policía no es suficiente o, simplemente, es incapaz de combatir a la delincuencia.
Los datos aportados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP), son abrumadores: en Veracruz sólo se denuncian dos de cada 100 delitos y de este dos por ciento, prácticamente en ningún caso los responsables son juzgados.

Por Carlos Haschmed Nava

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *