Veracruz está quebrado: Se simularon superávits y se cuadriplicó la deuda

Xalapa.- La secretaria de Finanzas y Planeación, Clementina Guerrero García, afirmó que si el estado de Veracruz fuera una empresa estaría quebrada, porque durante la administración de Javier Duarte de Ochoa, la dependencia que ahora encabeza, simuló superávits para contratación de deuda que no fue destinada a obra pública sino a gasto corriente, se realizaron compras sin el techo presupuestal, cuadriplicando la deuda bancaria, y aumentando en 110 por ciento el pasivo circulante, lo que significa el mayor endeudamiento en la historia del estado.
Durante su comparecencia ante el Congreso local como parte de la glosa por el VI Informe de Gobierno, afirmó que la crisis de Veracruz es multifactorial, entre otras razones por la carencia de una planeación financiera, vacíos de control y toma de decisiones equivocadas, lo que derivó en la crisis actual.
A unos días de llegar al cargo, afirmó que era práctica común el pago de bienes sin suficiencia presupuestal ni contratos.
De acuerdo al análisis de la información financiera de marzo del 2011 a septiembre del 2016, hubo un déficits financieros, pues los gastos de operación que debieron pagarse con recursos de presupuesto, se pagaron con otros recursos, sin embargo se simuló un superávit, e información contable favorable para lograr la contratación de más deuda.
“El superávit solo era en el papel, sin contar con las sumas de dinero que lo respaldarán están conformadas por supuestos ahorros financieros en ejercicios fiscales”.
Además señaló que en la cuenta activos totales del saldo de Veracruz de marzo del 2011 a septiembre del 2016, a partir de diciembre del 2011, inició una disminución de los activos totales del estado.
Ejemplificó que entre septiembre del 2015 y 2016, hubo una disminución de activos al pasar los circulantes de 35 mil 192 millones a 14 mil 108 millones de pesos, lo que representa en términos porcentuales una reducción del 58 por ciento y los activos no circulantes durante el mismo periodo al pasar de 41 mil 700 millones a 87 mil 480 millones de pesos, lo que representa un incremento de 110 por ciento, “la principal consecuencia de esto es la falta de liquidez de recursos para operar”.
Al referirse a los pasivos de largo plazo, integrada por los saldos netos de deuda publica bancaria y en valores bursátiles, explicó que derivado de un estudio, se reveló que durante los últimos años se realizó sin planear el mayor endeudamiento de la historia del estado y se contrató deuda que derivó exclusivamente en gasto corriente.
“No se generó valor de capital alguno que pudiera derivar crecimiento del estado con un mínimo de beneficio, tampoco generó fuente alguna de financiamiento para sufragar, lo que quiere decir que en los próximos 15 años el gobierno de Veracruz tendrá que descontar importantes montos, recursos que debería destinar al crecimiento económico”, dijo.
Afirmó que si se toma en cuenta la nueva deuda publica contratada entre 2011 y 2015, que ascendió a 19 mil 387 millones y sumados los costos pagados por amortizaciones de capital, pagos de intereses más gasto de administración, se acumularon 33 mil 428 millones de pesos, dando un total de 52 mil 775 millones de pesos.
Al compararlo con algunos indicadores, dijo que con estos recursos se hubieran podido construir 62 hospitales, asegurar los gastos de la universidad Veracruzana por diez años, construir 150 mil viviendas, construir mil 433 kilómetros de carreteras, y cubrir 20 veces los costos del programa de seguridad.

(AVC/Isabel Ortega)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *