Vajillas, muebles y objetos de Casa Veracruz terminaron en La Cartuja

Naolinco, Ver.- Al interior de las caballerizas del rancho La Cartuja, localizado en la comunidad El Espinal, en Naolinco, terminaron vajillas, muebles, electrodomésticos, estufas industriales y artefactos que fueron saqueados de Casa Veracruz, al final del sexenio de Javier Duarte de Ochoa.

Cinco meses antes de que abandonara la familia del gobernador Casa Veracruz, el cordobés dio la instrucción de desmantelar la residencia que habitó seis años, lugar donde tenían sala de cine, pavorreales, pinturas costosas y adornos de alto valor.

Muchas personas desconocían el paradero de esos objetos, y fue hasta este fin de semana que los medios de comunicación tuvieron acceso al rancho La Cartuja, valuado en más de 40 millones de pesos, y se constató el sitio donde se hallan: en las caballerizas, a merced de la humedad y el agua, pues con las lluvias torrenciales se mojan y deterioran.

Ahí se encuentran miles de pesos en objetos que alguna vez fueron comprados con dinero del erario público y que terminaron confinados en una propiedad particular a nombre del familiar del ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita.

Da lástima saber que muchos de esos muebles bien podrían estar en las casas de humildes veracruzanos, quienes se ganan la vida a diario con el salario mínimo, pero decidieron regalarlas a la estirpe cercana a Karime Macías de Duarte y Javier Duarte de Ochoa.

Precisamente este fin de semana se llevó a cabo un recorrido al interior del rancho La cartuja y se pudo constatar el paraíso y la manera en que vivían personas allegadas al exgobernador hoy recluido.

En el zoológico privado hay pavorreales, que se desconoce sí eran los que estaban en Casa Veracruz, nueve llamas que adornan el rancho y son alimentados por el veterinario que vigila las caballerizas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Estancia para invitados, cabañas de maderas preciosas para dormir, un rancho de 30 hectáreas con instalaciones de lujo, una cancha de futbol, plaza de toros, cancha de criquet y un lago artificial. Entre quienes visitaron el rancho estaban integrantes del departamento de comunicación de la anterior administración, entre pláticas se localizó una televisión análoga de grandes dimensiones “Sí me acuerdo que esta televisión estaba en el recibidor, ahí donde esperábamos que Duarte nos dijera de los eventos, si quería foto o vídeo”, expresaba.

Quadratín

Comments

comments