Urge el relleno, lixiviados contaminan cuerpo de agua

PAPANTLA, VER.- El alarmante crecimiento en generación de desechos sólidos, ha provocado que en pocos meses de haberse iniciado a ocupar como tiradero a cielo abierto, el actual basurero esté inundado de toneladas de residuos y de éstos se desprendan una gran cantidad de lixiviados que han contaminado un arroyo cercano.

Esta situación, revela la urgencia de que el municipio cuente con un relleno sanitario, que reúna las condiciones necesarias para el cuidado del medio ambiente, pero también el de aplicar medidas para que se disminuya el índice de generación de basura, principalmente plásticos y otros elementos que tardan decenas de años en desintegrarse.

De acuerdo con cifras brindadas por las propias autoridades, diariamente arriban al tiradero, entre 70 y 80 toneladas de desperdicios. Pese a que lo prevé el reglamento municipal en dicha materia, la basura no es separada por los ciudadanos, quienes lamentablemente no tienen la cultura de reciclaje y peor aún, en muchas ocasiones la arrojan directamente en terrenos baldíos o arroyos.

La fallida administración de Javier Duarte, dejó inconclusa la obra del relleno sanitario en este municipio, misma que en su momento fue detenida por no reunir las condiciones adecuadas y ser una amenaza para mantos acuíferos subterráneos, de los cuales se abastecen miles de familias en la región de la costa de este municipio.

Sin embargo, tras comprobarse que no había tal riesgo, el recurso nunca llegó y los más de 12 millones que se invirtieron en su primera etapa se perdieron. Ahora las consecuencias las paga el medio ambiente y pronto podría pasarle factura a los ciudadanos del municipio, si no se pone un alto a este ecocidio.

::: Contaminación bacteriológica :::

Aún cuando los laboratorios, hospitales, consultorios y clínicas particulares asentadas en el municipio deberían pagar por el manejo adecuado de sus desechos, lamentablemente estos también se confinan al tiradero de este municipio, convirtiéndose en un foco de infección aún mayor, que pone en riesgo principalmente a las personas que pepenan entre la basura.

Juan Olmedo

Comments

comments