El único smartphone android que puedes usar más de 2 años: Fairphone 2

La industria en general solo se preocupa del beneficio. Vivimos en una era en la que solo tenemos que consumir para que todo vaya bien, pero esto no es igual para todos. Con nuestro modelo económico, para que unos vivan bien muchos tienen que sufrir. Pero no todo está perdido, en algunas partes se ven brotes verdes que me hacen volver a creer en la humanidad. En medio de todo este comercio de sangre con los materiales que necesitan nuestros smartphones la esperanza es Fairphone, una empresa en la que deberíamos fijarnos todos.

¿Cuánto pagarías por un smartphone que durase 4 años?

El Fairphone 2 es el único teléfono en el que tienes la garantía de que el fabricante va a luchar por él. Otras marcas lanzan un dispositivo de gama media y a los seis meses se olvidan del él a menos que haya algún problema grave de seguridad en su software, o a veces ni eso.

Para poder comparar cada uno tiene que hacer se esta pregunta: ¿Cuánto gastamos al año en smartphones? Pondremos un ejemplo general de una persona que cambia cada dos años de teléfono y se decanta por un gama media. Pongamos que en 2017 compramos un Huawei P8 Lite (de los más vendidos aquel año) y que en 2017 lo cambiamos por un Huawei P10 Lite. El P8 lite lo conseguimos de oferta por 180€ y para el P10 Lite hemos pagado 260€ que es el precio actual. En total 440 € por usar un dispositivo normal unos 4 años.

 

Comprando dos dispositivos hemos movido la rueda del consumo dos veces por completo ya que nada del anterior se recicla. El doble de materias primas, doble de emisiones a la atmósfera y el doble de conflictos que se generan en los países donde se extraen.

El Fairphone 2 tiene un precio de unos 520€ (80€ más que nuestra compra) y tiene unas especificaciones mejores que las las del P8 Lite y un rendimiento algo por debajo del P10 Lite. En términos de cámara va un poco corto pero veremos más abajo que hay una buena actualización.

Comprando un Fairphone 2 sabemos que vamos a recibir actualizaciones cada mes hasta que el hardware lo permita, y que puede que recibamos hardware para actualizarlo. Solo movemos una vez la rueda del consumo y un poco cada vez que cambiamos una parte. Y por supuesto tenemos la tranquilidad de que nuestro smartphone no está manchado de sangre.

Fairphone 2 actualiza los parches de seguridad cada mes, algo con lo que Samsung solo puede soñar

Una de las principales ventajas que tiene el Fairphone 2 son las actualizaciones, aunque parezca lo contrario. Es cierto que han tardado en actualizar a Android Marshmallow y que un año después todavía trabajan en una actualización para Android 7.0 Nougat teniendo ya Android 8.0 Oreo sobre la mesa.

Pero lo que nunca han dejado de actualizar son los parches de seguridad mensuales. Una compañía pequeña con solo unos 135.000 dispositivos vendidos (del Fairphone 2) que sea capaz de actualizar todos los meses el parche, creo que deja a Samsung, LG, Huawei y lo demás a la altura del betún.

Pero lo que a mi personalmente más me tranquiliza es la fuerte promesa del fabricante de no abandonar este proyecto hasta que no sea inevitable. Un usuario del Fairphone 2 sabe que dentro de poco recibirá el parche de seguridad del mes que toca y, con algo de incertidumbre, algún día lleguará también Oreo.

El único smartphone del mundo en actualizar su hardware

Con motivo de la IFA 2017, Fairphone presentado sus nuevos módulos de cámaras. Esto lo convierte en el primer smartphone del mundo en actualizar el hardware. Como ha sido la primera vez que se ha hecho la cosa no ha sido fácil y ha llevado más tiempo del que esperaban.

Hay un nuevo módulo para la cámara trasera de 12 MP con doble flash que cuesta 45€ y otro para la cámara delantera con 5 MP por 30€. Se pueden comprar a la vez por 70€. El cambio el cambio es sencillo ya que el teléfono es modular y se puede desmontar por completo con un destornillador.

 

Fairphone está cambiando la industria y algún día acabará con la guerra del congo

Para conseguir hacer un smartphone basado en el comercio justo no basta con mandar unos planos a China y pedir que solo se usen materias primas de comercio justo. Para conseguir un dispositivo de comercio justo hay pasar por todas las empresas que hacen tecnología. Desde quién ensambla el smartphone, pasando por fabricantes de pantallas, fabricantes de materiales y hasta llegar a las minas donde se extraen los minerales.

Fairphone ha creado una red de contacto en países como Uganda y Perú para conseguir tener materias primas. Y aquí es donde empieza este germen justo. Con esas materias primas, otras grandes empresas como Phillips van a producir los componentes necesarios para fabricar el smartphone. Grandes empresas que antes creían imposible obtener los minerales de forma justa.

De esta manera, una pequeña empresa de Holanda está consiguiendo cambiar la mentalidad de grandes compañías, demostrando que hay otra manera de hacer las cosas. Algún día esto ayudará incluso a resolver los conflictos asociados al tráfico de materias primas, aunque todavía haya pesimistas.

En general la industria del smartphone renueva su catálogo por completo cada año, menos Sony que lleva un ritmo frenético de seis meses. Esto tiene sus ventajas he inconvenientes.

¿Ser consecuente o ser ignorante?

Todos los aparatos electrónicos (salvo casos contados) se benefician del comercio injusto de metales en zonas de conflicto. Todos los smartphones que puedes compara en una tienda está manchados de sangre. Sabiendo todo esto hay dos tipos de personas.

Las personas que son consecuentes, que la avaricia no es su modo de vida, considerarán la posibilidad de tener un Fairphone o cualquier otro dispositivo que luche por el comercio justo y la obsolescencia programada.

El resto, que no saben nada o que hacen como si no saben nada, mirarán para otro lado pensado que se merecen otra cosa mejor. Dejadme que os diga algo: los niños que trabajan esclavizados en las minas de coltán en el congo también se merecen otra cosa mejor.

AndroidPit

 

 

Comments

comments