Una maternidad sin riesgos

Coyutla, Ver.-Con la finalidad de evitar muertes maternas, en las mujeres, durante el embarazo, el parto o el posparto, se lleva a cabo un taller dirigido a madres jóvenes y adultas por parte del personal del centro de salud denominado maternidad sin riesgos; a la cuál acuden beneficiarias de Prospera y féminas en ese periodo.

Las víctimas son un indicador claro de injusticia social, desigualdad de género y pobreza: el que un embarazo o parto desemboque en la muerte de la mujer refleja problemas estructurales, tanto de acceso al control de natalidad como de atención a la salud.

Los signos de alarma son: Dolor de cabeza, zumbido de oídos, visión borrosa, dolor intenso en la boca del estómago, que él bebe no se mueva en 24 horas, salida de líquido o sangre por la vagina o que se hinchen los pies.

Se cita como ejemplo, una mujer de 16 años si se embaraza su cuerpo aún no es apto para una gestación tiene más riesgo de sufrir un aborto; y una mujer de 46 las complicaciones que podría presentar: Preeclampsia, eclampsia, defectos congénitos, si ha tenido muchos hijos una ruptura uterina, si es diabética aumenta el factor de riesgo. Edad ideal para un embarazo de 18 a 36 años.

La maternidad es un evento fisiológico y normal en la vida de las mujeres, a pesar de que frecuentemente oímos “ya se alivió”, este estado no representa una enfermedad en la mujer y demos modificar la idea de que el embarazo sólo debe ser atendido por parte del personal de salud a la hora del parto, haciendo conciencia de que los cuidados deben iniciarse desde antes del embarazo.

Comments

comments