Una joven murió y sus tres hermanos resultaron gravemente heridos

Nautla, Ver.- Una joven muerta y tres más heridos de gravedad, fue el saldo de la volcadura de un lujoso automóvil en el que viajaba una familia Pozarricense, ocurrido sobre la carretera Federal 180 Matamoros-Puerto Juárez, hecho que generó la movilización de los cuerpos de emergencia y seguridad.

Este fatídico accidente se registró por la mañana en la comunidad El Raudal, a la altura de la entrada al complejo de Pemex, lugar por el que circulaban los jóvenes a bordo de un auto Chevrolet, tipo Cruze, de color azul, conducido por Jazmín N. vecina de la comunidad Corralillos, municipio de Coatzintla.

De acuerdo al reporte de las autoridades policíacas, el Cruze era conducido a velocidad inmoderada, lo que provocó que su conductora al intentar esquivar un hoyanco perdiera el control de la unidad, la cual comenzó a zigzaguear, para después dar de volteretas y terminar con los neumáticos al aire al lado de la carpeta asfáltica.

Debido a lo anterior, Maricela N. de 33 años perdió la vida, mientras que sus demás hermanos resultaban seriamente heridos; automovilistas que circulaban por el sitio al ver lo sucedido dieron aviso a los cuerpos de emergencia y seguridad.

Al lugar arribaron para-médicos de Cruz Roja, quienes se encargaron de auxiliar a los heridos, identificados como Uri Nasua y Pedro de 19 y 18 años de edad respectivamente, los cuales fueron trasladados al Hospital Regional de Zona, “General Manuel Ávila Camacho” para su atención médica.

Por su parte, los elementos de la Policía Municipal se encargaron de acordonar la zona como parte del protocolo para la preservación del lugar, además de pedir la presencia de la presencia del personal de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Los expertos en criminalística de la Subdelegación de los Servicios Periciales y agentes de la Policía Ministerial realizaron las diligencias de ley para después ordenar el traslado del cuerpo a las instalaciones del Servicio Médico Forense SEMEFO para que le practicada la necropsia de rigor.

Los oficiales de la Policía Federal (PF) división Seguridad Regional, se encargaron de realizar el peritaje de hechos, para después pedir el apoyo de una grúa, la cual se encargaría de trasladar el auto al encierro oficial, dónde permanecerá hasta que se realice el deslinde de responsabilidades.

Comments

comments