Una catedral de sal bajo tierra

Conocida como la primera maravilla de Colombia, este santuario es único en el mundo. A 180 metros bajo tierra se encuentra una de las iglesias más imponentes que hayas visto.

Se localiza en el Parque de la Sal al norte del departamento de Cundinamarca en el municipio de Zipaquirá a 48 kilómetros de Bogotá. Por lo que, si llegas a ir a la capital es una visita a la que no puedes faltar.

En sus inicios era una mina en donde los trabajadores construyeron una pequeña capilla, ellos nunca se imaginaron que con el paso del tiempo se transformaría en una gran Catedral; La peculiaridad de este recinto es que todo está hecho de sal y se pueden encontrar grandes esculturas labradas con este material.

National Geographic

Comments

comments