Un puente hecho de… ¿hormigas?

Sí, leyeron bien, esta nota se trata de un puente aéreo construido por una marabunta de hormigas guerreras para atacar un desprevenido panal de avispas. El hecho fue grabado por Francisco Boni en Florianópolis al sur de Brasil. Y, por supuesto, se convirtió rápidamente en un fenómeno viral.

Boni es un ingeniero en electrónica que también quedó fascinado por el comportamiento de las hormigas. En su post original comentó:

“Ataque de hormigas legionarias (también conocidas como hormigas guerreras o marabunta) a un avispero lleno de miel. Impresionante nivel de inteligencia de colmena y computación colectiva para formar ese puente”.

El ingeniero brasileño no detuvo ahí sus comentarios y trató de seguir indagando sobre este impresionante comportamiento. En los siguientes tweets trató de responder a las preguntas de los usuarios perplejos.

La primera y más evidente pregunta fue: ¿por qué las hormigas hacen este complejo puente en vez de solamente caminar boca abajo en el techo?

La respuesta es sencilla y apasionante:

“Al principio pensé que esto era un simple error que sucedió cuando decidieron construir el puente (error en la optimización prematura). O que había algo en el techo que estaba afectando el rastro de feromonas. Pero luego un biólogo señaló algo mucho más fundamental. A muchas especies de hormigas les cuesta trabajo caminar boca abajo. Para las hormigas es mucho más efectivo seguir el camino sobre un puente que va hacia abajo y luego hacia arriba en vez de caminar boca abajo”.

Además, Boni indagó sobre la razón de este tremendo ataque a la colonia de avispas:

“Cuando este tipo de ataque sucede, las avispas generalmente escapan y las hormigas se quedan hasta que saquean completamente el panal llevándose pulpa, larvas, huevos e, incluso, algunas avispas adultas que no pudieron escapar.

¡Incluso pueden construir estos puentes sobre el agua!”

Al parecer, esta es otra razón por la que las hormigas no hicieron un ataque boca abajo caminando en el techo: sería imposible cargar su botín de esta forma.

“La formación de un puente es tal vez la manera más efectiva para saquear y cargar el botín si provee, además, diferentes carriles para viajar en ambas direcciones y evitar congestionamientos.”
Así que las hormigas parecen ser más eficientes construyendo avenidas que los humanos de la Ciudad de México. En cualquier caso y fuera de broma, el fenómeno es bastante impresionante.

Las hormigas guerrero han evolucionado para hacer este tipo de ataques coordinados constantemente y pueden tener marabuntas con millones de miembros que arrasan todo a su paso. Sus incursiones pueden medir hasta 20 metros de ancho y 200 metros de largo; es decir que pueden abarcar el espacio de dos canchas de futbol mientras consumen todo lo que tocan.

Noticieros Televisa

Comments

comments