El último paraíso fiscal

Los últimos paraísos fiscales en resistirse a la campaña mundial en contra de la evasión han cedido ante las crecientes presiones políticas que han surgido debido a la filtración de los Papeles de Panamá, dijeron expertos ayer.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con sede en París dijo que se habían logrado “enormes progresos” durante el pasado año, pues reveló que no habría importantes centros extraterritoriales en la lista negra de “paraísos fiscales no cooperativos” que había preparado para el grupo G20 de grandes países.

Informó de que sólo un país — Trinidad y Tobago — había dejado de cumplir con los estándares internacionales de transparencia. La OCDE dijo que no contaba con un gran sector financiero y no se consideraba un riesgo significativo.

También dijo que las amnistías fiscales durante los últimos ocho años habían recaudado cerca de 85 mil millones de euros en impuesto extra, pues más de 500 mil contribuyentes habían divulgado activos extraterritoriales. En Indonesia, por ejemplo, se han declarado 336 mil millones de dólares en activos ocultos.

Las medidas hacia una mayor transparencia son resultado de la intensificación de la presión sobre los paraísos fiscales que se inició durante la crisis financiera mundial, pero recibió un nuevo impulso el año pasado con la publicación de los Papeles de Panamá. Estos documentos filtrados desde un bufete de abogados panameño mostraron el uso de empresas extraterritoriales fantasmas, lo cual provocó una protesta internacional.

El Financiero

Comments

comments