Trump enviará al ejército a vigilar la frontera con México hasta levantar el muro

En un encuentro con la prensa tras una reunión con líderes de países bálticos, Trump cuestionó nuevamente el sistema de seguridad fronteriza y agregó que había discutido la idea del despliegue militar con el Secretario de Defensa, James Mattis.

“Hasta que podamos tener un muro y una seguridad adecuada, vamos a proteger nuestra frontera con militares. Ese es un gran paso. Realmente no hemos hecho eso antes, o ciertamente no mucho antes”, sostuvo.

El mandatario opinó que su país tenía “leyes muy malas” para proteger su límites por tierra con México, por lo que iban a comenzar “a hacer las cosas militarmente”.

Trump no dio detalles sobre cuántos o qué tipo de fuerzas militares piensa enviar a la frontera o cuándo llegarían allí.

Más temprano, el mandatario amenazó con recortar la ayuda que su país envía a Honduras tras reportes de que una “caravana” de solicitantes de asilo se trasladaba desde Centroamérica a Estados Unidos.

Los últimos dos presidentes que precedieron a Trump en la Casa Blanca enviaron a tropas de la Guardia Nacional a la frontera sur de Estados Unidos.

El expresidente Barack Obama envió a cientos de soldados para resguardar la zona, mientras que George W. Bush mandó desplegar miles de soldados para acompañar a la Patrulla Fronteriza en una operación llamada “Jump Start”.

El lunes, la Casa Blanca anunció que el mandatario había solicitado al Congreso una la legislación para que sea más difícil ingresar y permanecer ilegalmente en Estados Unidos, dado que en su opinión, las leyes existentes son “laxas” y “poco efectivas”.

El anuncio del envío de militares, que se desconoce si se hará realmente efectivo, llega luego de tres días consecutivos en los que Trump ha intensificado su campaña en Twitter contra los inmigrantes ilegales y la frontera con México como su principal punto de entrada.

Bajo la legislación estadounidense, miembros del ejército no pueden involucrarse en tareas policiales, así que los soldados que sean desplegados solo podrán proveer vigilancia e inteligencia o ayuda con proyectos de construcción, señaló el corresponsal de la BBC en Washington, Anthony Zurcher.

Poco antes, también este martes, el mandatario amenazó con salirse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que integran también México y Canadá, y cortar la ayuda exterior de Estados Unidos a Honduras y otros países si no actuaban para detener lo que denominó una “caravana de inmigrantes” que se dirigía hacia la frontera sur de su país.

Otras amenazas
Desde el pasado domingo, el presidente comenzó a tuitear en este sentido, para referirse a los más de 1.200 centroamericanos que se dirigen al norte desde Centroamérica y sobre la que Fox News, la cadena de noticias preferida del mandatario, ha estado reportando.

Se trata de la llamada “Caravana de refugiados 2018”, una movilización que cruzó el 26 de marzo la frontera entre Guatemala y México, y que está integrada mayoritariamente por personas que huyen de la violencia en sus países, según sus organizadores.

Trump aseguró el domingo en Twitter que los inmigrantes estaban en camino hacia la frontera sur de Estados Unidos, con la “complacencia” de las autoridades de México, por lo que, dijo, se necesitaba el muro.

Sin embargo, Irineo Mujica, director de la organización Pueblos sin Fronteras que organiza la caravana, aseguró el pasado domingo a BBC Mundo que la mayoría de los migrantes están marchando hacia Ciudad de México y muy pocos de ellos, en realidad, intentan llegar a Estados Unidos.

“Algunos quieren quedarse en México, otros quieren irse a Estados Unidos. No todos quieren ir a Estados Unidos, solo salir del infierno donde viven”, explicó.

Trump acusó el lunes al gobierno mexicano de estar “haciendo muy poco, si no es que NADA” , para evitar que las personas lleguen a México a través de su frontera sur y luego a Estados Unidos.

El gobierno mexicano respondió en un comunicado que los migrantes de la “caravana” están bajo un “proceso administrativo” en el que las autoridades determinarán si tienen derecho a permanecer en ese país o si deben volver a sus países de origen.

BBC

Comments

comments