Trump culpa a puertorriqueños de lenta respuesta a huracán María

San Juan, Puerto Rico – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, responsabilizó el sábado a los puertorriqueños de no hacer lo suficiente para reponerse del daño causado por el huracán María y dijo que las críticas a su Gobierno por una lenta respuesta tenían motivaciones políticas.

Diez días después de que la devastadora tormenta dejara a la isla caribeña sin electricidad ni sistemas de comunicación, más de la mitad de los 3,4 millones de habitantes del territorio libre asociado a Estados Unidos no tenían acceso a agua potable y el 95 por ciento seguía sin energía, según el Pentágono.

Trump, quien pasaba el fin de semana en su club de golf privado en Bedminster, Nueva Jersey, lanzó una serie de tuits en la mañana del sábado quejándose de la cobertura mediática del desastre y arremetió contra la alcaldesa de San Juan de Puerto Rico diciendo que estaba mostrando un “liderazgo mediocre”, luego de que la funcionaria criticó al Gobierno federal.

La alcaldesa Carmen Yulin Cruz criticó duramente el viernes unos comentarios de la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Elaine Duke, e imploró más ayuda, en un pedido que recibió amplia cobertura televisiva en todo Estados Unidos.

“Qué liderazgo tan mediocre el de la alcaldesa de San Juan y otros en Puerto Rico que no son capaces de lograr que sus propios trabajadores ayuden. Quieren que les hagan todo cuando debería ser un esfuerzo comunitario”, dijo Trump, quien tiene previsto visitar la isla el martes.

“La alcaldesa de San Juan, que fue muy elogiosa apenas unos días atrás, ahora parece que los demócratas le han dicho que tiene que ser desagradable con Trump”, agregó el presidente vía Twitter.

Cruz, quien ha estado viviendo en un refugio después de que su casa fue destruida por el huracán, dijo que los empleados municipales estaban trabajando lo máximo que podían. También agregó que sus reclamos generaron la llegada de más comida y agua.

“En realidad, yo estaba pidiendo ayuda. No estaba diciendo nada desagradable sobre el presidente”, declaró Cruz a MSNBC. “No me van a distraer con comentarios menores, por política, por problemas insignificantes”, agregó.

El mandatario volvió a defender la respuesta federal, diciendo que los militares y socorristas estaban haciendo un “trabajo asombroso”, y criticó a los medios de prensa, a los que acusó de despreciar a los equipos de ayuda.

María, la tormenta más poderosa que ha golpeado Puerto Rico en casi 90 años, ha destruido caminos, lo que ha complicado la entrega de alimentos, agua y combustible. El huracán dejó al menos 16 muertos en la isla y más de 30 en todo el Caribe.

Los comentarios de Trump fueron condenados también en la parte continental de Estados Unidos: “Los tuits de esta mañana son despreciables, deplorables, no son dignos de un hombre de Estado para nada”, dijo la presidenta del Consejo Municipal de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, una demócrata nacida en Puerto Rico.

Reuters

Comments

comments