Tras el derrame vuelve a operar

Tuxpan, Ver.- Luego de haber contaminado 2.5 millones de metros cuadrados de mar abierto, frente al municipio de Tuxpan, la empresa Petróleos Mexicanos está obligada a llevar a cabo las acciones de remediación de los daños ocasionados al entorno marino. Hasta el momento la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), no ha informado sobre la imposición de sanciones.

La emergencia prácticamente ha sido superada y los informes de las dependencias federales son en el sentido de que se pudo evitar la catástrofe ambiental, al contener el hidrocarburo antes de que llegara a la zona de arrecifes, ubicados a unos 12 kilómetros al noroeste.

El derrame ocurrió por una fuga en el ducto de 20 pulgadas que va de la Plataforma Marsopa, a la Batería de Separación Punta de Piedra, en Tuxpan. Hasta el momento no se ha establecido el volumen de aceite derramado, solo se tiene el informe de que la mancha contaminante se extendía a lo largo de 2.7 kilómetros, por 900 metros de ancho.

La agencia de seguridad ordenó a PEMEX cumplir cabalmente con las medidas de seguridad relacionadas con la reparación, prueba y puesta en operación de la infraestructura involucrada. Las embarcaciones que participaron en los trabajos ya han sido retiradas y el ducto está operativo.

La investigación del incidente recayó en una empresa independiente, aunque, todo apuntaba que fue una ruptura en la tubería, derivada de la corrosión.

Cabe señalar, que a partir del 2 de marzo de 2016, la ASEA inició operaciones como órgano especializado del gobierno federal, adscrito a la SEMARNAT, con autonomía técnica y de gestión, capaz de regular y supervisar la seguridad industrial y los riesgos ambientales.

Comments

comments