Trágica inundación

Un bebé de dos años arrastrado por el arroyo del Ídolo, quien murió al ingresar al hospital general, y varias colonias inundadas, fue el saldo ayer del desbordamiento de dicho afluente, cuyo nivel de aguas no cedía aún al caer la noche.

La sorpresiva inundación movilizó a los cuerpos de emergencia y alarmó tanto que en una de las zonas anegadas, al menos una patrulla municipal, mediante un altavoz, recomendaba a los automovilistas y peatones no recorrer el bulevar al Ídolo con dirección a La Unión, debido a que el río también se estaba desbordando.

Dicho anuncio fue desmentido por fuentes de Protección Civil que aseguraban que para ese momento el río Pantepec se encontraba crecido, pero sin representar riesgo alguno.

Eran alrededor de las 8:30 horas cuando a través de las redes sociales diversos ciudadanos alertaban sobre el desmedido aumento en las aguas del arroyo que cruza por la localidad La Concepción, que ya para esa hora bañaban un tramo de la carretera estatal Álamo-Castillo de Teayo.

Hora y media después, las aguas de ese mismo arroyo, pero a la altura de la localidad La Unión, ya se habían desbordado y de inmediato comenzaron a bañar calles y terrenos bajos de las colonias Lombardista, José López Portillo, Magisterial, Jacarandas y Villas de San Clemente, y La Unión.

En algunas zonas los escurrimientos alcanzaron una altura de hasta treinta centímetros. Las desbordadas aguas de dicho arroyo también se habían apoderado totalmente del bulevar al Ídolo, desde el puente La Unión hasta el sector denominado Coleto.

Cerca de las 13:00 horas, también el canal Oro Verde empezaba a destilar agua sucia y repugnante sobre la calle Aquiles Serdán y avenida Garizurieta, y había convertido la zona del Club Rotario en una inmensa laguna pestilente.

Así, en tanto el arroyo inundaba las colonias bajas, el canal Oro Verde hacía lo propio con la avenida Garizurieta y la avenida Independencia. En la primera rúa, el agua bajaba hacia el centro de la ciudad hasta llegar a la altura de la calle Cristóbal Colón, mientras que por Independencia el escurrimiento se encontraba a escasos metros de una conocida súper farmacia.

Otras colonias inundadas eran la Unidad y Trabajo, Pozo 50 y áreas aledañas, bañadas por las aguas que escurrían hacia el canal Oro Verde.

Respecto al caso del pequeño ahogado, se dijo que este había salido al patio trasero del domicilio de sus abuelitos, colindante con el arroyo, donde resbaló y fue arrastrado por la corriente hasta quedar atorado bajo un puente. Fue rescatado con vida, pero en el camino al nosocomio dejó de existir.

Por cierto, gran parte de la zona de Estero del Ídolo también quedó anegada, tanto que el paso por la carretera federal -a la altura del hospital y la gasolinera- dificultaba el paso vehicular.

Comments

comments