Tonacacícuatl y Tonacatecuhtli

Tonacatecuhtli. Deidad náhuatl. Significa «señor de nuestra carne o nuestro sustento». Contraparte o polaridad de Tonacacíhuatl «señora de nuestra carne o nuestro sustento». Rostro del Principio Supremo, Ometéotl; más específicamente ligado al cuidado que éste tiene por sus criaturas. La raíz tona, está relacionada con la fertilidad, el nacimiento, el destino y también con la abundancia del verano y el calor del sol. El hecho de que esta deidad sea señor (y señora) de la carne, del nacimiento y del destino, a la vez que de la subsistencia, hace pensar que el náhuatl consideraba al destino como alimento. Son claramentente dualidad.

Su morada es Tamoanchan, lugar de origen de los hombres. Situada al oeste, de donde se decía que venían los niños, e iban también aquellos que morían en la cuna.

Miguel León Portilla en su libro La Filosofía Náhuatl dice:

En relación con los hombres Ometeótl es «nuestra madre, nuestro padre», Tonacatecuhtli, Tonacacihuatl, Señor y Señora de nuestra carne y nuestro sustento, el dador de la vida, que envía a los hombres al mundo, y les mete su destino en el seno materno.

Y cita este texto de los informantes de Sahagún:

Se decía que desde el doceavo cielo / a nosotros los hombres nos viene el destino. / Cuando se escurre el niñito / de allá viene su suerte y destino, / en el vientre se mete, / lo manda el Señor de la dualidad.

Mas tarde darian vida a sus 4 hijos, los 4 Tezcatlipocas.

Xipetotec: el Colorado
Tezcatlipoca: el negro
Quetzalcóatl: el Blanco
Huitzilopochtli: el azul.

A ellos 4 se les dio la tarea de crear el mundo y lo que habitaria en el.

Comments

comments