Toman la primaría federal “Ejército Mexicano”

Cansados de lidiar con un matrimonio al que tildan de conflictivo, problemático y apático porque no colabora con el bienestar de la institución, medio centenar de padres de familia de la Escuela Primaria Federal Ejército Mexicano, turno vespertino, tomó ayer por la tarde las instalaciones del plantel, para exigir la exclusión de la pareja que tiene dos niños inscritos en primero y tercer grados.

“¡Ya no los queremos aquí! Solo causan un mal ambiente en nuestra escuela. No los queremos como parte de nuestra Asociación de Padres de Familia”, plasmaron los inconformes en una manta en la que piden la intervención de la SEV para arreglar dicho problema.

“Ellos dicen que la escuela es gratuita…, son los únicos que no quieren cooperar (para pagar al intendente), los demás estamos trabajando bien; imagínese, si permitimos esto, al rato no van a ser uno, van a ser dos, tres, van a pensar que es gratis, que la SEV los mantiene…”, puntualizó una madre de familia participante en el plantón.

El bloqueo comenzó minutos antes de las 14:00 horas, durante la entrada a clases, cuando las madres y padres inconformes se plantaron frente al portón de la escuela, colocaron su manta e impidieron el paso al director del plantel, Marco Antonio Márquez Hernández, y a los maestros frente a grupo.

“Lo que queremos es solución, porque las autoridades educativas se la pasan hablando por teléfono; queremos que vengan directamente aquí y nos den una solución y un acuerdo, somos padres responsables…”, agregó un manifestante.

Otra madre de familia advirtió que ya no están dispuestos a soportar más al impugnado matrimonio, compuesto por el profesor Ignacio Leovigildo Cruz y Yadira Ortiz Barrios, pues tienen antecedentes de que en otras escuelas también han ocasionado problemas.

Subrayaron que la inconformidad es de 115 madres y padres de familia, contra una sola pareja que se opone al pago de cuotas, por lo que consideran ilógico darles la razón a ellos dos.

Por su lado, el director del plantel lamentó la decisión de la Asociación de Padres de Familia pues sostuvo que la suspensión de clases afecta a 152 alumnos de primero a sexto grados, además de que también podría afectar al personal docente en caso de que la SEV los acusara de no haber trabajado.

La toma de la Escuela Ejército Mexicano se mantendrá hasta que las autoridades educativas solucionen el problema, advirtieron los manifestantes, toda vez que Ignacio y Yadira no entienden razones y se niegan a participar como las demás madres y padres de familia.

Comments

comments