Tom Chaplin le canta a la Navidad en otro álbum sin Keane

El otro cantante del grupo británico edita su segundo disco en solitario ‘Twelve Tales Of Christmas’ que se lanza mañana con ocho canciones originales y cuatro versiones de clásicos navideños.

El que fue cantante del grupo británico Keane, Tom Chaplin, continúa su carrera en solitario con su nuevo álbum Twelve Tales Of Christmas, en el que intenta trasmitir el espíritu navideño en cada una de sus canciones.

Tras el éxito de su primer trabajo en solitario, The Wave, que debutó hace un año en el número 3 de las listas británicas, el nuevo álbum de Chaplin se lanza mañana, 17 de noviembre.

El disco contiene melodías alternativas, con el espíritu tradicional de estas fechas, un total de ocho canciones originales de Chaplin y cuatro versiones ingeniosas de clásicos navideños.

“La Navidad es mi época favorita del año”, señaló el cantante durante la presentación del disco en Londres a los medios de comunicación, y añadió que explorando este periodo del año encontró “la fuente de inspiración” para escribir sus propias canciones.

Chaplin apuntó que “hay una cualidad agridulce en la Navidad” que fue la que le llevó a “escribir temas de amor, de amor perdido y a recordar a los que ya no están”.

“‘Twelve Tales of Christmas’ captura perfectamente las emociones de la temporada navideña”, confesó el vocalista.

“El paso de los años ha conspirado para socavar la magia de las fiestas navideñas, pero sigo sintiendo su presencia cuando me reúno con mi familia”, comentó.

El británico ha escrito algunos de los temas, como el primer singleUnder A Million Lights o Midnight Mass, que podrían convertirse en unos clásicos navideños modernizados.

El disco, grabado en el icónico estudio de Abbey Road, fue producido por David Kosten e incluye versiones de temas como el clásico River, de Joni Mitchel; 2000 Miles, de The Pretenders o el inmortal Stay Another Day, de East 17.

“Quería trabajar con David desde hace mucho tiempo”, apuntó Chaplin, que confesó que sabía que el productor, al que calificó como uno de los mejores del Reino Unido, “aportaría una belleza oscura al disco”.

Con The Wave, Chaplin se alejó por primera vez de su grupo Keane, la banda británica que alcanzó con cinco álbumes distintos el número uno entre 2004 y 2013.

Desde que inició su carrera en solitario, también ha recibido buenas críticas de la audiencia del Reino Unido, Norteamérica, Canadá y América Latina.

The Wave, que fue un éxito a nivel comercial, reflejaba en once canciones el momento de transformación de un periodo oscuro y turbulento en la vida del cantante, en el que estuvo enganchado a las drogas, hasta su resurrección.

Este álbum navideño es la muestra de cómo Tom Chaplin consiguió retomar el aprecio por la vida y por sus buenas épocas, como la Navidad, y conseguir que esto se viese reflejado en sus canciones y en la continuación de su trabajo como artista en solitario.

Su voz, una de las más grandes de la música moderna, como lo demuestra la discografía de Keane, da un giro ahora para sacar a la luz la naturaleza reflexiva del nuevo periodo de Chaplin.

Y es que su historia es la clásica de una estrella de rock que se ve abrumada por la fama, lo que le llevó a abusar del alcohol y las drogas, pero a quien ha salvado la rehabilitación y la terapia.

Con una imagen angelical en sus primeros pasos, sobresalió como el cantante de Keane, una banda que mezclaba de forma muy original el piano con la guitarra.

En 2006 se hundió por primera vez y fue sometido a tratamiento en la reputada clínica londinense Priory, llegando a confesar que tuvo numerosas recaídas en los años posteriores y que estuvo a punto de morir tras algunas noches de excesos.

Casado y con dos hijos, Chaplin se define como un trabajador nato, cuya característica principal es la timidez, y asegura que una de las cosas que más le gusta actualmente es ayudar a los pobres y necesitados.

EXCELSIOR

 

 

Comments

comments