Tezcatlipoca “El Espejo Humeante”

Algunos americanólogos consideran que Tezcatlipoca es verdaderamente un dios todopoderoso y omnisciente, puesto que tenía tantas formas e interminable poder. Podía predecir el futuro con solo mirar su espejo de obsidiana. Conocía todas las acciones de los seres humanos, juzgándolos por ellas, muchas veces de forma severa. Sin embargo, era tramposo y podía cambiar de forma intempestivamente. De acuerdo a algunas leyendas, Tezcatlipoca era hijo del gran Ometéotl en su primer aspecto de primera pareja divina: Ometecuhtli y Omecíhuatl, al igual que el dios serpiente emplumada Quetzalcóatl,  de la guerra Huitzilopochtli y del renacimiento y la renovación Xipe Tótec. Como deidad creadora reinó durante la era mitológica conocida como el Primer Sol.

La creación y destrucción de los cuatro soles o eras de la mitología mexica se basan en la lucha contínua entre Tezcatlipoca y Quetzalcóatl.

En un mito tolteca, Tezcatlipoca trató de arrebatarle el trono a Quetzalcóatl a través del engaño. Hizo que el buen dios bebiera demasiado pulpul hasta quedar ebrio, momento aprovechado por Tezcatlipoca para poner en trance a la gente con música, y tomar un títere con la forma de Quetzalcóatl para hacer reír a la gente, los cuales se dieron la vuelta y apedrearon la figura. Las piedras se convirtieron en desperdicios que contaminaron a la tierra. Luego Tezcatlipoca causó la erupción de un gran volcán y sobre sus últimas llamas quemó maíz.

Tras la terrible destrucción, los toltecas que sobrevivieron salieron de sus escondites al oler el olor del maíz asado. Tam pronto llegaron a reclamar el alimento, Tezcatlipoca los mató a todos, esperando asesinar del mismo modo a Quetzalcóatl, sin embargo éste último, habiendo alcanzado la sobriedad nuevamente y apenado profundamente, logró escapar de la matanza navegando hacia la eternidad en una balsa de serpientes. Cuando los españoles comenzaron a forzar a los mesoamericanos a convertirse al catolicismo, asociaron al diablo con Tezcatlipoca e intentaron borrarlo por completo de la mitología nativa y suprimierlo como divinidad. Gradualmente perdió si importancia en la vida cotidiana del pueblo. En la actualidad su nombre es mencionado solo como figura literaria, un personaje de las antiguas leyendas.

Comments

comments