Texcoco, más viable para el Nuevo Aeropuerto de México

La continuidad de la construcción del Nuevo Aeropuerto de México o la adecuación de la Base Aérea de Santa Lucía es un tema que se está politizando, de ahí que expertos en aeronáutica y académicos llamen al nuevo gobierno a analizar las dos opciones y que sean ellos los que tomen las decisiones sobre la factibilidad y viabilidad de las obras.

Ante la polémica que se ha generado sobre la construcción de esta obra en Texcoco, Homero Hernández Tena, director de la Facultad Mexicana de Arquitectura, Diseño y Comunicación, mencionó que después de varios estudios se pone en duda la construcción actual, pero sostiene que este es viable por su ubicación

En entrevista con El Sol de México, Hernández Tena consideró que el proyecto que se está desarrollando en Texcoco, tiene mejores características por estar más cerca de la Ciudad de México, dado que está a cinco kilómetros del actual aeropuerto.

“A diferencia del que se pretende construir en Santa Lucía que está a 45 kilómetros de distancia de la Ciudad de México y esto hace más eficiente la ubicación del aeropuerto en Texcoco, siempre y cuando se tengan las condiciones de seguridad de las operaciones aéreas y tiene esa gran ventaja de la ubicación”, abundó.

-¿Se está politizando este tema?

Es correcto. Yo considero que se tiene que ver de una manera muy objetiva y no politizarse. Este proyecto se ha politizando mucho y se está viendo con fines electorales. Llamar a una consulta para conocer si el pueblo aprueba o no el avance de las obras sería muy delicado y muy peligroso porque son decisiones estratégicas que deben ser tomadas por los gobernantes, estando debidamente bien asesorados por los técnicos que conocen cómo funcionan estos proyectos.

-¿Construir en Santa Lucía es viable o no?

Cualquier infraestructura del tamaño de un aeropuerto internacional tiene un impacto ecológico y urbano importante. Ya sea en Texcoco o en Santa Lucía los dos proyectos van a generar cambios en el entorno. Aquí lo importante es ponderar cuales cambios pueden ser más manejables o cuales traen más beneficios o perjuicios.

En este caso, estoy convencido que el proyecto de Texcoco tiene más beneficios que perjuicios a diferencia que el de Santa Lucía, ya que es un proyecto que no va a cumplirá con las expectativas de crecimiento que necesita el aeropuerto a mediano plazo. Ese aeropuerto además de que tiene un tema técnico de que no puede operar de manera simultánea con el aeropuerto actual, genera un problema de que ya no tiene cómo crecer a mediano plazo espera aeropuerto, el de Santa Lucía, será insuficiente. A diferencia el de Texcoco que tiene la oportunidad de crecer en otras etapas.

VEN RIESGOSA LA CONSULTA

En tanto, Edmundo Barrera Monsiváis, director de la Facultad de Ingeniería y catedrático de la Universidad La Salle y encargado de brindar la asignatura de Aeropuertos, puntualizó que la construcción de un aeropuerto va a generar controversia. “Estamos atendiendo y viviendo un asunto que es normal y natural en la polémica. Pero tiene otra razón de ser la controversia es diferente”.

Barrera Monsiváis sostiene que preguntar sobre la viabilidad es muy riesgoso decir un sí o un no hasta no tener todos los estudios. “Ya que por un lado la propuesta ya en construcción como es Texcoco, tenemos elementos que son muy tangibles y muy objetivos para empezarla juzgar”.

En la actualidad, el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) reporta en total un avance del proyecto de 31.5 por ciento al mes de julio pasado; además de tener 170 mil millones de pesos contratados y que han sido reportados, mismos que representan más de 60 por ciento de la inversión total del proyecto”, destacó el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

Indicó que el porcentaje de 31.5 por ciento considera, además de las obras físicas como el edificio terminal, torre de control aéreo, pistas, entre otras, la preparación de estudios y planes maestros, diseño y ejecución de proyectos de desarrollo, provisión de materiales, adquisición de terrenos, gerencia de construcción, obras hidráulicas, ambientales y sociales, y la transición aeroportuaria.

Ante esto, Edmundo Barrera consideró que es importante solicitar el tener elementos más detallados de lo que es el proyecto de Santa Lucía, ya que lo único que “se sabe que es un proyecto que tendría dos pistas. Hay una propuesta de qué tipo de función tendría y que funcionaría con el aeropuerto actual de la Ciudad de México”.

“Debemos hablar de posibilidad de alternancia o la posibilidad de operar a dos aeropuertos de forma simultánea, eso si ya es posible hablar o calificarlo un poco y no es posible. Con los pocos elementos que ahora hay, derivados de las solicitudes que han hecho a organismos internacionales que den su opinión, no se le ve la posibilidad. Sería importante que si tenemos estudios más profundos, para haber de viabilidad e incluso más de factibilidad. La factibilidad nos lleva a analizar aspectos financieros”, subrayó.

Por último, ambos especialistas consideraron que es urgente analizar las condiciones de seguridad en las que se operaría Santa Lucía, ya que “un aeropuerto por todas las regulaciones que lleva del tipo internacional requiere unos estándares de seguridad altos y no se diga para la Ciudad de México, ya que es un aeropuerto solicitado para superar las operaciones.

 

ElSolDeMexico

Comments

comments