Telescopio mexicano ayuda en la primera fotografía de un agujero negro | La Opinión de Poza Rica

Telescopio mexicano ayuda en la primera fotografía de un agujero negro

Un hito en la astronomía, y en la historia de la ciencia ha ocurrido. Suena extravagante y grandilocuente, pero no lo es. Anticipado por la comunidad científica de todo el mundo, el día de conocer la primera fotografía de un agujero negro, el que está al centro de la Vía Láctea, llegó.

Para captar una imagen de ese tipo fue necesario combinar el poder de radiotelescopios en distintos puntos de la Tierra para transformar al planeta en un único y gran telescopio virtual.

El anuncio es trascendental, pues el logro técnico no es nada menor considerando que se ha tenido que hacer una red de telescopios en distintas partes del mundo, para conformar uno virtual, y el Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano, ubicado en Puebla, forma parte de los esfuerzos.

Qué es lo que vemos

La respuesta corta es, el horizonte de eventos del agujero negro. Como hemos hablado, los agujeros negros acumulan tanta gravedad, que no hay nada que se escape de ellos, ni siquiera la luz. La solución es bastante ingeniosa: captar los destellos de radiación que se emiten cuando algo «cae» dentro del hoyo negro. Así, podemos ver la silueta de Virgo A, que tiene una masa de cuatro millones un sol como el nuestro.

Al final, la imagen obtenida es bastante similar a lo que se esperaba en simulaciones.

Cómo se fotografía algo que está a 53 millones de años luz

Pecando de simplista, con un mega telescopio. La Interferometría de Base(VLBI) muy Larga es la técnica que se ha utilizado, en donde se usa la potencia de distintos telescopios para aumentar la resolución de una misma imagen. En realidad, lo que percibe cada uno no es una imagen, sino una señal de radio, la cual puede interpretarse posteriormente de forma visual.

Cada telescopio recibe longitudes de onda específicas. Las antenas en ellos se equipan de relojes atómicos para luego facilitar la combinación de la información. La resolución lograda con todos los telescopios es suficiente para captar una naranja en el suelo de la Luna, ha dicho el doctor David Hughes, director del Gran Telescopio Milimétrico.

El experimento original se hizo hace exactamente dos años. Los días 5, 6, 10 y 11 de abril, el Telescopio de Horizonte de Eventos apuntó hacia el agujero negro. Dos años han tenido que pasar para que 200 astrónomos hicieran posible la foto que conocemos el día de hoy.

En la conferencia en México se explicó que el Telescopio de Puebla fue esencial para lograr la imagen, dado que el Alfonso Serrano ubicado en Puebla está en el centro de toda la red de telescopios que participan. A ello hay que agregarle que se trata del telescopio con plato único más grande de todos los que están involucrados.

Todo ello significa más resolución y datos valiosos para mejorar la imagen final.

Una docena de científicos mexicanos ha colaborado con las observaciones, entre ellos estudiantes de la UNAM

Comments

comments