Tantoyuca, Veracruz recibe jolgorio y coplas

En Tantoyuca, Veracruz, el 70% de la población es indígena. De las 527 comunidades que hay en el municipio, donde viven unos 110 mil habitantes, en 90% se habla téenek o huasteco, y en el otro 10%, nahua. Todas, dice el edil, Amado Guzmán, son indígenas y “tienen algo en común: la marginación”. Se trata “de una etnia primero presionada por los nahuas, segundo por los españoles y tercero por los mestizos”.

Esa localidad de mil 300 kilómetros cuadrados, ubicada a poco más de cinco horas de la Ciudad de México, con una “carretera infame”, será sede, del 2 al 4 de agosto próximos, de la edición XXIII del Festival de la Huasteca. La riqueza, en todo caso, está en otro lado: Tantoyuca forma parte de la prodigiosa región cultural denominada huasteca, en torno a la que convergen municipios de seis estado del país: Veracruz, Puebla, Querétaro, Tamaulipas, San Luis Potosí e Hidalgo.

Como cada año, desde 1996, en el encuentro se darán cita todas lasmanifestaciones culturales que una región ha sido capaz de generar a través de décadas: desde la tradicional música huasteca, a través de 18 tríos participantes, hasta las danzas tradicionales e indígenas,  sus manifestaciones artesanales y gastronómicas, y otras actividades como conferencias y exposiciones desarrolladas en torno a la riqueza de una cultura.

La ocasión, dice Guzmán, servirá para “dar un sentido de amor, de pertenencia a nuestro municipio, sentirnos orgullosos de nuestra cultura y, con ese orgullo, tener las posibilidades de amar más nuestra tierra y, en tercer lugar, que toda la gente, los demás gobiernos, las demás instituciones se acerquen y que sepan que tenemos una carretera infame, que sepan que tenemos servicios que podrían ser mejorados muchísimo. Vamos a estar en el ojo, en la visualización”.

Como pocos proyectos con intervención gubernamental, el Festival de la Huasteca fue ganado por la gente para los propios huastecos. Su surgimiento sucedió en el Programa de Desarrollo Cultural de la Huasteca, creado por el extinto Conaculta y hoy administrado por la Dirección General de Culturas Populares e Indígenas de la Secretaría de Cultura federal, pero con el tiempo fueron las propias comunidades las que tomaron las riendas de su organización, presionando a las autoridades de cada estado integrante de la región.

Financieramente funciona a través de un fondo en el que participan los seis estados huastecos y el gobierno federal. Este año, dice Arturo Mora Campos, director de Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura de Querétaro, la entidad que lleva temporalmente la batuta de la región, el festival costará alrededor de 1.4 millones de pesos; al término de la actual administración federal; sin embargo, el fondo seguirá teniendo recursos: los seis estados huastecos lograron reunir este año alrededor de 2.4 millones de pesos a los que se sumó una cantidad similar aportada por la Federación.

¿DÓNDE Y CUÁNDO?

El XXIII Festival de la Huasteca, que este año lleva por título Tejedores de Universos, se realizará del 2 al 4 de agosto en la ciudad de Tantoyuca, Veracruz.

EXCELSIOR

Comments

comments